Sídney, Australia.

La muerte de una bebé luego de que su padre se lanzara al vacío desde una represa en Australia ha conmocionado al país tras revelarse detalles del macabro crimen.

Henry Shepherdson, de 38 años, se mostraba como un padre cariñoso en sus redes sociales, sin embargo, medios locales divulgaron este domingo que el hombre había amenazado a su expareja en varias ocasiones con hacerle daño a la bebé.

El pasado jueves, Henry tomó un video de la menor, llamada Kobi Shepherdson, en honor al fallecido basquetbolista Kobe Bryant, en el que la bebé aparecía riendo en su cunita.

'Mi niña. Mi corazón está tan lleno', escribió Henry junto al video con emojis de amor.

Momentos más tarde, tomó a la bebé, la ató a su pecho y se lanzó desde lo alto de la represa Whispering Wall de 120 pies de altura.

Vea: 'Déjame cortar la clase': Maestra es golpeada por su esposo frente a estudiantes

La bebé fue encontrado atada al cadáver de su padre, inconsciente. A pesar de los esfuerzos de los paramédicos, murió en el lugar poco después.

Según el diario australiano The Advertiser, el padre de Kobe había recibido una orden de alejamiento por violencia doméstica contra la madre de la pequeña.