17/05/2022
07:26 AM

Más noticias

“Vamos a un escenario de una dictadura a la que tendremos que responder”: EEUU advierte a Ortega

“Estas elecciones no tendrán credibilidad, son una farsa”, dijo el jueves Patrick Ventrell, del Departamento de Estado de EEUU.

Managua, Nicaragua

Estados Unidos considera que Nicaragua consolidará una “dictadura” con el previsible triunfo de Daniel Ortega el próximo domingo en elecciones que son “una farsa”, y que se necesitará todo el peso legal y diplomático para restaurar la vía democrática.

“Estas elecciones no tendrán credibilidad, son una farsa”, dijo el jueves Patrick Ventrell, director de Asuntos Centroamericanos en el Departamento de Estado.

“Vamos hacia el escenario de una dictadura a la que tendremos que responder”, afirmó durante un foro organizado el Wilson Center y el Atlantic Council, dos centros de estudios con sede en Washington.

LEA: Advierten que Ortega puede imponer un régimen de “estilo norcoreano” en Nicaragua

La situación en Nicaragua, donde unos 150 opositores, incluidos siete precandidatos presidenciales, fueron detenidos por “golpistas” y tres partidos fueron ilegalizados, se debatirá la semana próxima en la asamblea general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que podría incluso suspender la participación del país en el bloque regional.

Analistas prevén que la crisis política nicaragüense, agudizada tras las protestas contra Ortega que estallaron en 2018 y cuya represión dejó mas de 300 muertos, también estará presente en la Cumbre por la Democracia que organiza Biden para diciembre, y en la Cumbre de las Américas que acogerá Estados Unidos el año que viene.

ADEMÁS: Nicaragua inicia tres días de silencio electoral ante votaciones del domingo

Es “un caso realmente claro de quebrantamiento del orden democrático. Es algo de lo que hablaremos extensamente en esos foros multilaterales porque Nicaragua es realmente una historia aleccionadora”, opinó Ventrell.

El funcionario aseguró que el gobierno de Joe Biden promoverá la coordinación con países afines, como Canadá, la Unión Europea (UE) y socios latinoamericanos y caribeños, para “aumentar la presión” contra “un régimen decidido a aferrarse al poder a cualquier precio”.

TAMBIÉN: Comunidad internacional responde con sanciones a la cantada reelección de Ortega