30/06/2022
06:15 PM

Más noticias

Rusia lanza “potente ataque” contra el último bastión de resistencia ucraniana en Mariúpol

La “República Popular de Donetsk” es uno de los dos enclaves separatistas prorrusos de la región ucraniana del Donbás.

Mariúpul, Ucrania

Las fuerzas rusas lanzaron el martes un “potente ataque” contra la acería de Azovstal, último reducto de resistencia ucraniana en la devastada ciudad de Mariúpol (sudeste), tras un alto el fuego que permitió la evacuación de un centenar de civiles.

“Un potente ataque en el área de Azovstal se está llevando a cabo actualmente, con apoyo de blindados y tanques”, indicó Sviatoslav Palamar, subcomandante del batallón Azov, que defiende las instalaciones, en un mensaje video en Telegram.

LEA: Ucrania anuncia la reanudación de evacuaciones de civiles en Mariúpol

Previamente, el Ministerio ruso de Defensa, citado por agencias rusas, había anunciado que “unidades del ejército ruso y de la República Popular de Donetsk, utilizando artillería y aviones, comenzaron a destruir” las “posiciones de tiro” de los combatientes ucranianos que salieron de la planta.

Las personas evacuadas de la planta siderúrgica Azovstal, la ciudad de Mariupol y las áreas circundantes se reúnen después de llegar en autobuses en Zaporizhzhia, Ucrania, el 3 de mayo de 2022. Fotografía: EFE

La “República Popular de Donetsk” es uno de los dos enclaves separatistas prorrusos de la región ucraniana del Donbás.

Según el portavoz de las fuerzas armadas rusas, el batallón Azov “usó” el alto el fuego -que se había decretado para evacuar a los civiles de la acería-- para “tomar posiciones de tiro en el territorio y en los edificios de la fábrica”.

ADEMÁS: La primera dama de EEUU se reunirá con refugiados ucranianos en Europa

El alto el fuego, anunciado el lunes, permitió evacuar, con el respaldo de la ONU y la Cruz Roja, a “101 civiles” del complejo metalúrgico, indicó Osnat Lubrani, coordinadora humanitaria de Naciones Unidas para Ucrania.

“Las personas con las que he viajado me han contado unas historias desgarradoras sobre el infierno que han vivido. Pienso en todos los que siguen atrapados. Haremos cuando podamos para ayudarlas”, tuiteó Lubrani, acompañando el texto de una foto de ella junto a un convoy de más de diez autobuses en una carretera.