12/06/2024
06:21 PM

Rubio apuesta a la esperanza para mantener su candidatura

  • 02 septiembre 2015 /

Rubio ha desaparecido de las encuestas republicanas dominadas por Trump y Carson.

Washington, Estados Unidos.

Los precandidatos presidenciales del Partido Republicano para 2016 forman un grupo que no se caracteriza precisamente por el buen humor ni la cortesía, aunque el joven senador Marco Rubio visiblemente apostó por una postura diferente.

Donald Trump ya ha humillado a más personas que el rey Lear, Chris Christie se vio envuelto en pugilatos verbales con opositores, y Lindsey Graham da la impresión de encontrarse a punto de declarar la guerra a alguien o a algo.

Todos los aspirantes republicanos han llamado la atención sobre los males del Estados Unidos actual, que según ellos se encuentra al borde de un abismo moral y de la pérdida de peso internacional.

En contrapartida, Rubio, un senador relativamente joven y de origen cubano, decidió apoyar su campaña en la idea de la esperanza.

'Yo creo que Estados Unidos es la mayor nación del planeta', expresa en su sitio web oficial. 'Está en nosotros hacer que el siglo XXI sea el más libre y el más próspero', apunta.

Foto: La Prensa

Rubio ha hecho muy pocas apariciones públicas durante su campaña, analistas afirman que se trata de la misma estrategia que utilizó Mitt Romney.
Rubio no duda en atacar al presidente Barack Obama y a la probable candidata demócrata Hillary Clinton. Pero aún a riesgo de ser comparado con Obama, mantuvo su discurso centrado en las ideas de esperanza y cambio.

En ese escenario, la pregunta es cómo podrá este hispano de 44 años hacer que su mensaje tenga eco en un electorado republicano que es mayoritariamente más viejo, blanco y está profundamente irritado.

'Trump obtiene mucho apoyo de un ala del partido a la que le gusta lo cruel', dijo Katie Packer Gage, una consultora política de los republicanos. 'Pero no es todo el partido', añadió.

Lea más: Rubio a los indocumentados: No tienen derecho a estar aquí

Además: Marco Rubio, el hispano que desafía a los Clinton y Bush

A seis meses de que arranquen las primarias en Iowa, Rubio cuenta aproximadamente con 7% de las preferencias, rodeado de una multitud de candidatos y muy por detrás de Trump. En New Hampshire y Carolina del Sur, que también votarán en febrero, los números de Rubio son todavía peores.

No obstante, el calendario electoral deja claro cuán estrecha puede ser la oportunidad de Rubio, por lo que buscará tener una participación estelar en el debate entre los aspirantes republicanos del 16 de septiembre, para impulsar su recaudación de fondos y asentar su candidatura.