07/10/2022
06:30 AM

Más noticias

Primera dama de EEUU participará en la reunificación de familias migrantes

Jill Biden, de 69 años, posee un doctorado en Ciencias de la Educación y tiene previsto continuar dando clases en una universidad cerca de Washington.

Washington, Estados Unidos

La primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, participará en los esfuerzos del gobierno de su esposo para reunir a las familias de migrantes separadas por la administración de Donald Trump, anunció el viernes la Casa Blanca.

De acuerdo a una de sus promesas de campaña, el presidente demócrata, Joe Biden, planea anunciar el martes 'el lanzamiento de un grupo de trabajo para reunificar familias y niños' migrantes, anunció su portavoz, Jen Psaki, durante una conferencia de prensa.

LEA: Jill Biden, primera dama, maestra trabajadora y doctora, pese a quien le pese

'Su esposa, la doctora Biden, estará personalmente comprometida y dedicada' en este equipo reunido bajo el liderazgo de Alejandro Mayorkas, quien debe ser confirmado como secretario de Seguridad Interior el lunes por el Senado, añadió.

Jill Biden, de 69 años, posee un doctorado en Ciencias de la Educación y tiene previsto continuar dando clases en una universidad cerca de Washington, a pesar de la llegada de su marido a la Casa Blanca.

En diciembre, la primera dama visitó un campo de migrantes en México, cerca de la frontera con Texas. 'Somos una nación acogedora, pero ese no es el mensaje que enviamos', lamentó entonces.

VEA: La nueva pareja presidencial de Estados Unidos no teme mostrar su amor en público

Su tono contrasta con el de Melania Trump, esposa del anterior presidente, quien visitó a los niños migrantes en 2018 con una chaqueta adornada con un estampado en el que podía leerse: 'I really don't care, do u?' (No me importa nada, ¿y a ti?).

Aquel año, el gobierno de Trump decretó una política de 'tolerancia cero' en la frontera con México, que implicó la separación de cientos de familias.

Los dramas vividos por los niños levantaron un clamor hasta en las filas republicanas y el magnate ordenó ponerle fin en junio, al tiempo que un juez ordenaba la reunificación de las familias divididas.