04/08/2022
04:00 PM

Más noticias

OMS asegura que casos de viruela de mono en Reino Unido son de variante menos grave

La OMS explica que la variante de África Occidental tiene una letalidad del 1 %, mientras que la de África Central se eleva al 10 %.

Ginebra, Suiza

Los iniciales casos confirmados de viruela del mono en Reino Unido, primer país que alertó a la OMS de esta enfermedad antes de que se detectaran posibles infecciones en España, Portugal y EEUU, están ligados a la variante de África Occidental, menos grave, afirmó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En un informe de seguimiento sobre la situación en Reino Unido, que no se hace eco de los casos en otros países, la OMS explica que la variante de África Occidental tiene una letalidad del 1 %, mientras que la de África Central se eleva al 10 %.

La organización con sede en Ginebra advierte de que esta enfermedad, que se transmite a través de gotículas o contacto directo con piel u objetos contaminados, supone un riesgo añadido para niños y mujeres embarazadas, que pueden transmitir la enfermedad al feto.

LEA: Estados Unidos detecta un primer caso de viruela del mono

OMS indica que la vacuna contra la viruela convencional es bastante eficaz contra esta enfermedad, aunque como ésta enfermedad fue erradicada hace 40 años y las campañas de inmunización contra ella terminaron poco después, las generaciones más jóvenes no cuentan con esa protección.

En su informe, el organismo recomienda que cualquier persona que enferme tras regresar de una zona endémica de viruela del mono lo notifique a servicios médicos.

Viajeros a zonas de riesgo y residentes en ella deben evitar el contacto con animales muertos y enfermos, especialmente roedores (principales vehículos de transmisión de esta enfermedad), marsupiales o primates, añade la OMS, que también aconseja no consumir carne de caza o de animales salvajes en esas zonas.

La OMS opta por el momento por no recomendar restricciones de movimiento al Reino Unido, y recuerda la importancia de la higiene de manos para reducir la transmisión de enfermedades infecciosas.

El primer caso confirmado en el Reino Unido fue ingresado en un hospital el 6 de mayo, se diagnosticó la enfermedad el 12 de mayo, y tres días después se alertó a la OMS de la presencia de varios casos en el país.