27/09/2022
01:06 AM

Más noticias

Nueva delegación de EEUU viaja a Taiwán en medio de la crisis con China

Cinco legisladores estadounidenses, demócratas y republicanos, llegaron a Taiwán en una visita que no estaba anunciada.

Taipéi, Taiwán.

Una delegación de cinco legisladores de Estados Unidos viajó este domingo a Taiwán para una gira de trabajo en medio de la crisis con China desatada por el reciente viaje a la isla de la presidenta de la Cámara Baja estadounidense, la demócrata Nancy Pelosi.

El Instituto Americano en Taiwán, que representa al Gobierno estadounidense en la isla, anunció en un comunicado que la visita durará dos días y que incluirá reuniones con líderes taiwaneses sobre seguridad regional y comercio.

La comitiva, que tiene previsto visitar otras zonas del Indopacífico además de Taiwán, está formada por el senador demócrata Ed Markey, los congresistas demócratas John Garamendi, Alan Lowenthal y Don Beyer; y la congresista republicana Amata Coleman Radewagen.

“La delegación se reunirá con altos cargos de Taiwán para abordar las relaciones entre Estados Unidos y Taiwán, la seguridad regional, el comercio, la inversión, las cadenas globales de suministro, la crisis climática y otros temas relevantes de interés mutuo”, afirmó el Instituto Americano.

Vea: Taiwán realiza maniobras militares de defensa mientras China alarga sus juegos de guerra

La visita de Pelosi del pasado 2 de agosto exacerbó la tensión entre Estados Unidos y China, que consideró el gesto como una muestra de apoyo a la independencia de la isla y respondió con maniobras militares con fuego real y sanciones contra Taiwán.

El pasado miércoles, en su primera rueda de prensa desde su viaje, Pelosi dijo que Estados Unidos no permitirá a China aislar a Taiwán y apuntó que el objetivo de su visita fue reafirmar “la fuerte relación” entre su país y la isla.

En todo momento, la Casa Blanca ha buscado desvincularse de esta visita y ha subrayado que fue una decisión personal de Pelosi, además de sostener que sigue apoyando el paradigma de ‘una sola China’. EFE