Ciberestafa: Mujer fingió tener cáncer y hacía recolectas de dinero por redes sociales

Se trata de María Leticia Zapata, de 30 años, quien armó junto a su pareja Matías Leonardo Poberezny una campaña en redes sociales para recolectar dinero que sería utilizado para cubrir los gastos de su tratamiento contra el cáncer.

María Leticia Zapata fingió tener cáncer para recolectar 360,000 pesos argentinos.
María Leticia Zapata fingió tener cáncer para recolectar 360,000 pesos argentinos.

Buenos Aires, Argentina

La policía de Argentina capturó a una mujer que fingió padecer cáncer y necesitar de ayuda económica para someterse a un tratamiento experimental presentando certificaciones médicas falsas.

Se trata de María Leticia Zapata, de 30 años, quien armó junto a su pareja Matías Leonardo Poberezny una campaña en redes sociales para recolectar dinero que sería utilizado para cubrir los gastos de su tratamiento contra el cáncer, pero todo resultó ser una estafa.

La pareja logró reunir al menos 360 mil pesos argentinos a través de donaciones de misioneros.

"“Hoy, dolorosamente, tengo que pedir una pequeña colaboración, por más mínima que sea, para poder lograr el objetivo de juntar los 350,000 pesos para poder continuar mi tratamiento oncológico en el Hospital Alemán de Ciudad de Buenos Aires”, posteó en sus redes sociales Leticia Zapata.

Ciberestafa

La publicación de Zapata se volvió viral, lo que provocó que muchas personas se volcaran en solidaridad apoyándole económicamente con depósitos de dinero para tratar el cáncer que supuestamente sufría.

El plan de la mujer estaba funcionando a la perfección hasta que las instituciones médicas que supuestamente la habían atendido, la desmintieron y negaron el haberle proporcionado certificados médicos.

En uno de los certificados aparecía la firma falsificada de la oncóloga Paola Flores, quien fue una de las que salió al paso a desmentir alguna atención sobre Leticia Zapata, a quien también denunció ante las autoridades, que procedieron rápidamente para capturarla, junto con su pareja sentimental, Leonardo Poberezny.

La Prensa