¡Héroe! Arthur, el gato que murió por salvar a dos niños de una serpiente venenosa

El felino se enfrentó a muerte con la serpiente marrón oriental, la segunda más venenosa del mundo.

El felino salvó a los niños, sin embargo, la letal mordedura de la serpiente marrón oriental acabó con su vida.
El felino salvó a los niños, sin embargo, la letal mordedura de la serpiente marrón oriental acabó con su vida. /

Queensland, Australia.

Arthur, un gato casero australiano, murió tras salvar a dos niños que habían entrado en contacto con la segunda serpiente más venenosa del planeta. El felino fue calificado como "héroe" en el mundo y su historia ha trascendido.

Los menores jugaban en el jardín trasero de la casa. De pronto, la serpiente apareció entre la vegetación y se acercó a los niños. La serpiente era una manrrón oriental, una víbora altamente venenosa y, además, agresiva. La más mortal de la isla de Australia, caracterizada por sus desiertos y cientos de especies exóticas y de serpientes.

Puede leer: Google y BID destinarán 12,5 millones de dólares a microfinancieras en Latinoamérica

Al detectar que en la escena estaba una serpiente, Arthur atacó al reptil que se aprestaba a morder a los niños. Una pelea se fraguó frente a los menores y el gato terminó matando a la sepriente. Sin embargo, la víbora mordió al felino.

Vea también: Demolición de un casino de Trump es aplaudida en New Jersey

Sus dueños relataron después que el gato, agotado, se repuso y parecía recuperarse con normalidad. En la mañana siguiente lo encontraron derrumbado y sin poder moverse, producto de la mordedura letal de la marrón oriental.

Inmediatamente, sus dueños lo trasladaron a una clínica veterinaria en Tanawha, cerca de Brisbane. En la clínica Animal Emergency Service se atendió de emergencia al gato, sin embargo, explicaron en un comunicado, "los síntomas de Arthur fueron demasiado graves para recuperarse". El animal murió en la clínica.

"Su familia, comprensiblemente devastada, lo recuerda con cariño y está eternamente agradecida por haber salvado la vida de los niños. Arthur siempre estaba haciendo travesuras; ya nos había visitado antes de sufrir este accidente y nuestro equipo lo quería mucho. Descansa en paz Arthur, nuestro pequeño héroe", fueron las palabras con las que la clínica decidió despedirlo en su cuenta de Facebook.

La Prensa