SAN SALVADOR

El mandatario Nayib Bukele llegó ayer al Salón azul de la Asamblea Legislativa para brindar su discurso y rendición de cuentas, de cara al cumplimiento de su segundo año frente al Poder Ejecutivo en El Salvador.

El mandatario enfatizó en su discurso que “El Salvador no se debe a nadie”, además señaló a la comunidad internacional ante las críticas por las destituciones de los magistrados y el fiscal general : “Nuestro Gobierno no responde a los intereses de ninguna clase de poder”.

En su discurso también destacó la gestión de desempeño de su gobierno en la pandemia del covid-19, en donde resaltó el proceso de vacunación implementado y las mejoras a la infraestructura de salud en la red pública del país para brindar un mejor servicio a la población salvadoreña .

En el tema de seguridad, Bukele destacó el logro de salir de los 10 países más violentos del mundo y aseguró que todavía falta mucho por mejorar en el país, pero que hay un enorme avance en la seguridad de la población.

“No estamos ni cerca de ser el mejor país en seguridad”, pero estamos haciendo un buen trabajo, resaltó Bukele.

“Ya no hay izquierda ni derecha en nuestro país, por primera vez los salvadoreños apoyan a una visión y a un Presidente. Un apoyo así no tiene precedentes”, expresó, mientras sostuvo en el discurso que El Salvador “no está dividido”.

Nayib Bukele, discursó en vísperas de sus dos años de mandato en medio de diferentes señalamientos y críticas locales e internacionales, pero con un alto nivel de aprobación por parte de la población.

Bukele, de 39 años de edad, llegó al Ejecutivo en junio de 2019 de la mano de la derechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), con lo que rompió con tres décadas de gobiernos de los partidos tradicionales.

Retrocesos en transparencia, derechos humanos, denuncias de corrupción y el apoyo de acciones que, a criterio de diversos sectores, representan un golpe a la separación de poderes, son algunos de los señalamientos hechos al mandatario.

El Presidente ha señalado que los cambios en la Corte Suprema y la Fiscalía son “irreversibles”, aunque no esté entre sus atribuciones constitucionales tal decisión.

Finalizó el discurso con la petición del alza de manos de los congresistas, a quienes hizo prometer una serie de acciones, de cara al futuro de la gestión del Gobierno en turno.

El presidente ha señalado que los cambios en el Supremo y la Fiscalía son “irreversibles”, aunque no esté entre sus atribuciones constitucionales tal decisión.

Lucha contra la corrupción

El director de la organización Acción Ciudadana, Eduardo Escobar, indicó a EFE que en estos dos años en materia de transparencia y lucha contra la corrupción en El Salvador se observó “un importante retroceso”.

Para Escobar, el nombramiento de Rodolfo Delgado, exasesor del Gobierno, como fiscal general buscaba que “se tapara las investigaciones de corrupción” contra funcionarios por el manejo de fondos de la pandemia del covid-19.

Aprobación

1- El 86.5% de los salvadoreños aprueba la gestión de Bukele en estos dos años, según últimas encuestas.

2- El 9.1% de los encuestados lo desaprueba y un 4.3% no respondió, según el sondeo.

3- Imagen de Bukele creció por percepción de que el país ha mejorado en seguridad y el buen manejo de la pandemia.