Ciudad de México.

El Gobierno de México extendió este año 86,537 visados en su frontera sur, adonde desde octubre de 2018 comenzaron a llegar las caravanas migratorias que alteraron su política migratoria.

Estos visados son parte “de las acciones orientadas a la promoción del comercio y empleo temporal en los estados de la frontera sur, como Chiapas, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán”, informó el Instituto Nacional de Migración (INM).

La migración en cifras
En México residen 537,699 extranjeros, principalmente de EUA unas 77,000; de Venezuela, 47,000, de Honduras unas 47,000. En el Gobierno de AMLO se han recibido 486,625 trámites migratorios, cifra que se espera que aumente a 505,000.
A lo largo del año se han expedido 76,620 tarjetas de visitante regional y 9,917 de visitante trabajador fronterizo, lo que indica una suma global de 86,537 con estimaciones de que al final de 2019, la cifra llegará a 90,000 visados, indicó.

Presionados

A partir de octubre de 2018 comenzaron a llegar diversas caravanas de migrantes centroamericanos a la frontera sur con México, que derivó en una crisis migratoria y el endurecimiento de la política mexicana hacia los migrantes.

39.5
millones de personas han ingresado en México ya sea por vía terrestre, aérea o marítima; unas 23,483 llegan por trabajo, negocios, visita o salud.
En julio de 2019 y con base en un acuerdo firmado el 7 de junio pasado con Estados Unidos para evitar que se les impusiera aranceles a sus productos, México desplegó a la Guardia Nacional en la frontera sur para aumentar los controles a la migración. EFE