21/07/2024
09:58 PM

Hijo de Floridalma: “Temo por mi vida y la de mi familia”

José López nunca ha bajado los brazos y su valiente lucha ha ido esclareciendo lo que sucedió con su madre Floridalma Roque, cuyo cuerpo ya apareció

Ciudad de Guatemala

Luego de conocerse que el cuerpo de su madre apareció en una finca de Guatemala, José López, uno de los hijos de Floridalma Roque, reconoció que teme por su vida luego de su valiente lucha por esclarecer este mediático caso.

López actualmente radica en México, pero es guatemalteco, ha sido él, su hermano y sus tías las que han tocado puerta con la idea de que se haga justicia.

Encuentran cuerpo de hondureña Floridalma Roque

Desde que Kevin Malouf, principal responsable de la desaparición de su madre, comenzó a referirse de forma despectiva al caso, José ha estado al frente y a través de las redes sociales y los medios, entre ellos Diario La PRENSA ha denunciado las inconsistencias.

“Desde ayer estoy buscando información con el MP, hasta hoy logré hablar con ellos, pero todavía no se determina si es el cuerpo de mi mamá o no, ahorita estamos nosotros en espera de que nos digan si es el cuerpo de mi mamá o no”, comenzó diciendo López.

El caso de Floridalma Roque está bajo reserva por petición del abogado del doctor Kevin Malouf. El médico cirujano pidió que el caso tuviera reserva para poder declarar. A raíz de esa reserva, Malouf informó en dónde se encontraba el cuerpo de Floridalma Roque, ya que en una audiencia, el enfermero Luis Castro, confirmó que Roque falleció y su cuerpo fue sacado de la clínica en un tonel.

Kevin Malouf, el cirujano plástico que se codeaba con los artistas famosos

Malouf dijo que el cadáver de Floridalma estaba en Escuintla y fue así como localizaron un cuerpo. Una fuente confirmó que el cuerpo localizado corresponde a Floridalma Roque.

La finca en la que encontraron el cuerpo que se supone es el de Floridalma Roque.

El cuerpo se encuentra en el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) en donde le realizan diferentes peritajes, mientras la familia espera que le sea entregado para darle una cristiana sepultura.

“El abogado del doctor solicitó que el caso se pusiera bajo reserva para los periodistas, ahorita lo que se están publicando son más que todas especulaciones. Sí le puedo decir que sí se hizo una diligencia para ver si se localizaba el cuerpo; sin embargo, yo no sabía nada. La diligencia sí le puedo decir que se hizo ayer”, contó.

El caso tuvo un giro cuando uno de los enfermeros reconoció que Floridalma había muerto en el quirófano y que el doctor Malouf había desaparecido el cuerpo.

Kevin Malouf, el doctor acusado de la desaparición de Floridalma venera a la “Santa Muerte”

“La verdad, sí, gracias a Dios, el enfermero pudo declarar y con base en la declaración de él, pues no sé si el doctor se vio acorralado o se dio cuenta de que ya se había quedado solo y él solicitó ampliar su declaración, pero lastimosamente puso sus condiciones y la justicia guatemalteca se las complació.

Entrevista

¿Por qué cambió de parecer y cambió su declaración ante el Ministerio Público?

Según tenía entendido y fue lo que pude escuchar ese día en la audiencia. El doctor los tenía coaccionados, ya que él les pagaba abogados y todo, entonces, pues los abogados trabajaban para el doctor y se hacía lo que el doctor decía. Sin embargo, tuvieron una pequeña discusión y ya todos contrataron su propio abogado y ahí fue donde ya cada abogado empezó a darle sus recomendaciones a cada uno de sus defendidos y pues de ahí fue donde el enfermero decidió declarar.

Ustedes como familia, ¿qué piden para los responsables, especialmente al principal sospechoso?

Primero que nada a la justicia guatemalteca yo no le pido, le exijo que haya igualdad de derechos para todos, ya que desde el principio personalmente yo me he dado cuenta y lo he hecho público en los medios de comunicación que se le ha estado beneficiando al doctor de una manera diferente a los otros a los otros implicados, ya que cómo es posible que al enfermero se le lleve a los tribunales a declarar y a él no, a él le vayan a tomar su declaración a la cárcel. Dígame usted, ¿dónde está la igualdad de derechos?

¿Lo primero que van a pedir es que le quiten la licencia a Malouf?

Exactamente, ¿cómo es posible que podamos dejar a una persona que siga trabajando de esa manera? Dígame usted, ¿en qué universidad enseña que si una operación te sale mal tienes que desaparecer el cuerpo? Dígame dónde queda el corazón de este doctor, cómo tiene una mente tan despiadada para hacer lo que hizo y para desaparecer el cuerpo de mi madre cuando mi madre puso toda su confianza en él y le firmó un documento donde le quitaba toda responsabilidad porque la desapareció. Al sol de hoy todavía no lo entiendo.

¿Cree usted que él pensó que su mamá estaba sola y que nadie iba a llegar?

Yo pienso que eso fue lo primero que él pensó, de que mi madre como venía de Estados Unidos, era una persona que no tenía quien viera por ella, pero por las declaraciones también del enfermero, le sé decir que también lo hizo por miedo porque él ya tenía abiertos varios casos y hace dos años se le había muerto a otra persona ahí en su clínica de la cual él por medio de dinero y sobornos supo mantenerla bajo el agua y no salió a luz hasta que nosotros expusimos el caso de mi madre ante las redes sociales. Fue cuando empezaron a salir todo lo que el doctor había hecho.

En las redes sociales se ha destacado mucho el trabajo de ustedes, especialmente el suyo, porque a casi un año usted no ha dejado de pelear por la justicia y que se esclarezca el caso de su mamá...

Ni lo voy a dejar, ni voy a dejar de pelear hasta que lleguemos a las últimas consecuencias. Ya este 13 de junio se cumple un año de que mi mamá a las 7 de la mañana entró a la clínica del doctor y nunca la volvimos a salir por su propio pie.

¿Cuáles han sido las personas claves para que no baje los brazos porque no es trabajo solo suyo?

Mire, atrás mía hay un montón de personas que han estado, como se dice aquí, va echando el hombro. Mi esposa, mis hijos, mis hermanos, mis tíos, mis tías especialmente, han estado atrás, atrás y atrás, publicando, buscando información, pidiendo ayuda de amigos. Yo he tratado la manera de buscar la ayuda de ustedes, los periodistas, que ha sido la pieza fundamental para que el caso de mi madre no quede en el olvido y que al sol de hoy todavía esté vigente y se esté llegando, se esté viendo una luz al final del túnel. Gracias a ustedes como periodistas, hoy estamos donde estamos y a la insistencia y exigencia de nosotros como familia.

¿En algún momento temió por su vida también usted sabiendo que no se está enfrentando a un médico muy reconocido?

Yo no estoy tranquilo, la verdad, yo no estoy tranquilo y temo por mi vida y la vida de mis hijos, de mi esposa. Máxime, viendo la forma tan descarada que le brindan ayuda a este doctor, a veces nos sentimos nosotros, sentimos nosotros que él es la víctima y nosotros somos los victimarios, porque estando él preso y teniendo varias denuncias en el MP todavía le siguen haciendo favores. Yo sí tengo miedo, pero puede más mi lucha para buscar y esclarecer qué le pasó a mi mamá que mi miedo.

¿Por qué?

Porque primero está la familia y primero está mi madre. Y me imagino que lo primero que usted quiere en todo esto es encontrar el cuerpo y darle esa cristiana sepultura para, de una u otra forma, tener esa paz de saber en dónde está el cuerpo de su madre. Ese es el fin primordial, ese es el fin primordial, que encontrar el cuerpo de mi madre, darle una cristiana sepultura y poderla llorar y poderle decir, madre, misión cumplida, te encontramos. Y ya tenemos un lugar donde les gusta visitar.