Mundo

Más noticias

General Milley revela que Trump nunca tuvo intención de atacar a China

El polémico general, acusado de traicióm, dice que el Gobierno de Trump sabía de sus llamadas a China.

Washington, Estados Unidos.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, general Mark Milley, aseguró el martes que las llamadas a sus homólogos chinos al final del mandato de Donald Trump buscaban 'disminuir' la tensión con Pekín y que el exmandatario estadounidense nunca quiso atacar a China.

'Lo sé, estoy seguro, el presidente Trump no tenía la intención de atacar a los chinos', dijo Milley en una audiencia ante al Comité de las Fuerzas Armadas del Senado.

'Mi tarea en ese momento era desescalar. Mi mensaje fue coherente: mantener la calma y la estabilidad y desescalar. No vamos a atacarlos', señaló.

Las llamadas entre Milley y su par chino, el general Li Zuocheng, fueron reveladas por primera vez en el libro 'Peril' (Peligro), de los periodistas del Washington Post Bob Woodward y Robert Costa.

La primera llamada fue el 30 de octubre, cuatro días antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Y la segunda fue el 8 de enero, dos días después de que los partidarios de Trump irrumpieran en el Capitolio de Estados Unidos para evitar la certificación de la victoria electoral del demócrata Joe Biden.

Algunos legisladores republicanos han acusado a Milley de extralimitarse en su autoridad y le han pedido que dimita.

En su testimonio el martes ante los senadores, Milley defendió sus acciones y dijo que las llamadas fueron coordinadas con el secretario de Defensa, Mark Esper, y luego con su sucesor interino Christopher Miller.

'El propósito específico de las llamadas de octubre y enero se generó por información de inteligencia que nos hizo pensar que los chinos estaban preocupados por un ataque de Estados Unidos', dijo Milley.

'Estas comunicaciones de militares a militares en los niveles más altos son fundamentales para la seguridad de Estados Unidos a fin de desconfigurar acciones militares, manejar crisis y prevenir guerras entre grandes potencias armadas con armas nucleares', explicó.

Vea: Corea del Norte dispara proyectil y defiende su derecho a probar armamento

'En ningún momento intenté cambiar o influir en el proceso, usurpar la autoridad o insertarme en la cadena de mando', sostuvo Milley.

Y agregó: 'Creo firmemente en el control civil de las fuerzas armadas como un principio fundamental esencial para esta república y estoy comprometido a asegurar que las fuerzas armadas se mantengan alejadas de la política interna'.

Después de la publicación de extractos del libro el 15 de septiembre, el presidente Biden renovó su confianza en el general Milley.