Tegucigalpa

La tormenta tropical Ian, que antes era depresión tropical 9, se formó este viernes sobre el mar Caribe, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

Diferentes zonas de Cuba y el estado de la Florida se hayan en la trayectoria. De acuerdo al informe del NHC publicado hoy a las 11:00 p.m., el sistema se encontraba a unas 385 millas al sureste de Kingston, Jamaica y a 680 millas al este-sureste de la isla Gran Caimán.

“Se espera un movimiento hacia el oeste o oeste hacia el noroeste hasta temprano el domingo. Se pronostica un giro hacia el noroeste tarde el domingo, seguido por un giro hacia el norte-noroeste para tarde el lunes”, se lee en en el reporte del NHC.

También se detalla: “En la trayectoria pronosticada, se pronostica que el centro de Ian se moverá a través del centro del Mar Caribe hasta el sábado, pase al suroeste de Jamaica el domingo, y pase cerca o sobre las Islas Caimán el domingo en la noche y temprano el lunes. Ian se acercará al oeste de Cuba el lunes”.

Lluvias, de acuerdo al NHC

El reporte, además añade: “Se espera que Ian produzca las siguientes precipitaciones: Sur de Haití y Sur de República Dominicana: 2 a 4 pulgadas, con un máximo local de hasta 6 pulgadas Jamaica y las Islas Caimán: 4 a 8 pulgadas, con un máximo local de hasta 12 pulgadas De oeste a centro de Cuba: 6 a 10 pulgadas, con un máximo local de hasta 14 pulgadas Estas lluvias pueden producir inundaciones repentinas y deslizamientos de lodo en áreas de terreno más alto, particularmente sobre Jamaica y Cuba. Cayos de Florida y el sur de Florida: lluvias fuertes comienzan tan pronto como el lunes. Es posible inundaciones limitadas en el área con esta lluvia”.

Tormentas en Honduras

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, declaró este viernes la emergencia nacional por las lluvias que afectan al país y que dejan hasta ahora al menos nueve muertos, inundaciones y más de 17.000 personas damnificadas.

El ministro coordinador del Gabinete, Rodolfo Pastor, afirmó que Castro declaró el estado de emergencia tras concluir una reunión de emergencia, según un comunicado de la Presidencia hondureña.

“Esa decisión ya la tomó la presidenta y se ha sometido un decreto que declara esa emergencia al Consejo de Ministros que ahora procederá a la votación” y posteriormente a su publicación en el diario oficial La Gaceta, señaló.

Castro también ordenó a todos sus ministros desplazarse a las zonas afectadas por las inundaciones que hasta ahora dejan a más de 17.000 personas damnificadas.

“Tenemos un reto importante y vamos a tener que dirigir recursos puntualmente al auxilio de la población, al rescate y después proveer servicios de emergencia, rehabilitación y eventualmente reconstrucción”, explicó Pastor.

Los ministros deberán informar a la presidenta hondureña sobre las condiciones de la zona bajo su responsabilidad antes de tomar decisiones, según la información.

“Tenemos que procurar un equilibrio muy fino entre concientizar a la población, alertar de manera honesta sobre los riesgos que hay, pero también mantener la calma, no caer en pánico ni mucho menos en información falsa”, subrayó Pastor.

La información debe ser “completamente precisa y monitoreada en tiempo real para ver qué viene y qué condiciones vamos a enfrentar el fin de semana y a partir de ahí decidir a dónde se van a dedicar estos recursos”, precisó el alto funcionario.

El titular de la Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales, Ramón Soto, dijo que el fenómeno natural que avanza por el Caribe “está tomando rumbo al sur de Jamaica y Cuba y hay esperanzas que la influencia en Honduras no sea tan fuerte”.

La institución hondureña mantiene una alerta roja, de emergencia, en dos departamentos del país, y la amarilla, de precaución, en otros trece por las fuertes lluvias.

La alerta roja también se mantiene en ocho municipios de los departamentos de Cortés, Yoro y Atlántida, norte y Caribe del país centroamericano.

Las alertas se declararon debido a que, según el Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos), “continúa una vaguada en superficie que produce lluvias y chubascos moderados y dispersos ocasionalmente fuertes, acompañados de tormentas eléctricas sobre la mayor parte del territorio”.

Las lluvias dejan hasta ahora en Honduras al menos nueve personas muertas, inundaciones y miles de personas afectadas, muchas de ellas albergadas.

En Tegucigalpa, la capital de Honduras, centenares de personas han perdido su casa a causa de una cadena de derrumbes en al menos tres barrios afectados por una vieja falla geológica, que se ha activado por las lluvias.