Más noticias

EEUU crea línea de denuncias para combatir corrupción en Honduras, Guatemala y El Salvador

El Departamento de Justicia anunció nuevas medidas para ayudar a combatir la corrupción en Centroamérica.

Washington, Estados Unidos.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos anunció hoy el establecimiento de una línea de denuncias para apoyar a la Fuerza de Tarea Anticorrupción que combate la corrupción en El Salvador, Guatemala y Honduras.

Desde antes de llegar al poder, el presidente Joe Biden dijo en su campaña política que se focalizaría en las causas que llevan a los migrantes a abandonar sus países en busca de un mejor futuro, entre ellas la corrupción, la pobreza y la falta de oportunidades económicas.

En sus primeros meses en el gobierno, Biden ha visto llegar miles de migrantes a la frontera sur con México, lo que ha provocado importantes desafíos para su gobierno.

“Conforme reconoció la vicepresident (Kamala Harris) durante su visita a Guatemala a principios de año, la corrupción y la impunidad en la región debilitan la democracia, incentivan la migración y representan una amenaza a la seguridad nacional toda vez que sostienen las organizaciones criminales,” dijo Kenneth A. Polite Jr., subprocurador general de la División Criminal del Departamento de Justicia.

En junio, el Departamento de Justicia anunció una Fuerza de Tarea para combatir la corrupción y ahora ha creado una línea de denuncias para que cualquier persona con información sobre actores corruptos en El Salvador, Guatemala y Honduras, quienes hayan violado las leyes de los Estados Unidos o movido el capital producto del crimen, puedan informar tal conducta en español o inglés a través de combatiendocorrupcion@fbi.gov

Denuncias sobre posibles actos de corrupción o movimientos de capitales mal habidos que hayan sido recibidas a través de la dirección de correo electrónico serán examinadas por la Fuerza de Tarea del Departamento de Justicia.

La Fuerza de Tarea habrá de determinar si la denuncia indica un posible nexo jurisdiccional con los Estados Unidos, incluyendo el uso del sistema financiero, lo que permitirá investigar, procesar criminalmente y donde proceda, incautar y devolver los bienes robados al pueblo de El Salvador, Guatemala y Honduras.

La Fuerza de Tarea exhortó a las agencias de ley y orden en la región, así como a cualquiera con información relacionada a crímenes de corrupción y de posibles violaciones a las leyes de los Estados Unidos, contactarla enviando un correo electrónico a la dirección electrónica antes descrita.

Según fuera anunciado por el secretario de Justicia de los Estados Unidos, Merrick B. Garland, el Departamento de Justicia está comprometido con trabajar para combatir la corrupción en Centroamérica cuando la conducta viola las leyes de los Estados Unidos. A esos fines, el Departamento de Justicia ha creado una Fuerza de Tarea de Anticorrupción enfocada en El Salvador, Guatemala, y Honduras con representantes de algunos componentes de la División Criminal.

La Unidad de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero de la División de Fraude ejecuta estatutos criminales que generalmente prohíben a ciertas personas, incluyendo a individuos y compañías extranjeras que mercadean acciones en la bolsa de valores, así como personas que no son ciudadanos de ese país, pero que llevan a cabo actos de corrupción.

La iniciativa de cleptocracia y recuperación de activos de la Unidad Internacional de la Sección de Lavado de Dinero y Recuperación de Activo está enfocada en recuperar activos vinculados a la corrupción extranjera y procesar criminalmente el lavado de dinero (blanqueo de capitales), especialmente cuando el capital de la corrupción es encontrado en Estados Unidos o fue obtenido o transferido a través del abuso del sistema financiero de esa nación.

La Sección de Narcóticos y Drogas Peligrosas ejecuta las leyes federales en contra de la manufactura, importación y distribución de drogas ilegales dentro y fuera de los Estados Unidos, así como el lavado de las ganancias y capital que promueve o facilita el tráfico de narcóticos, incluyendo la corrupción resultante del tráfico de narcóticos.

La labor de la Fuerza de Tarea es también apoyada por los agentes especiales de la Unidad de Corrupción del Buró Federal de Investigaciones, de la Administración de Control de Drogas (DEA) y el Departamento de Seguridad Nacional. Las alegaciones serán investigadas por este grupo de agencias de ley y orden, trabajando en cooperación con los agregados legales y los representantes de los países en cada nación extranjera.

La Fuerza de Tarea es parte del compromiso para atender las causas principales que causan la migración. Edempas, la corrupción, según describe la justicia estadounidense, socava los servicios gubernamentales y las instituciones críticas que proveen servicios de salud, educación y otros servicios a aquellos quienes más lo necesitan.