29/11/2022
12:01 AM

Más noticias

Documentos rotos por Trump en el centro de la investigación del asalto al Capitolio

El magnate habría roto documentos incriminatorios en la Casa Blanca sobre el asalto al Capitolio.

Washington, Estados Unidos.

La comisión legislativa que investiga el asalto al Capitolio de Estados Unidos de enero del año pasado tiene en su poder una serie de documentos rotos por Donald Trump cuando estaba en la Casa Blanca, informó el diario The Washington Post.

Los papeles provienen de los Archivos Nacionales, encargados de guardar todos los documentos de trabajo de un presidente después de que abandona la Casa Blanca.

“Entre los documentos presidenciales recibidos por los Archivos Nacionales había documentos en papel que habían sido desgarrados por el expresidente Trump”, confirmó la institución en un comunicado a la AFP.

Algunas hojas habían sido “pegadas con cinta adhesiva” por “funcionarios de gestión de registros de la Casa Blanca”, agregó. Otros quedaron como estaban.

Según The Washington Post, estos documentos forman parte de más de 700 páginas transmitidas por los Archivos Nacionales a la comisión parlamentaria que investiga si Trump tuvo responsabilidad en la asonada contra el Congreso por parte de sus partidarios el 6 de enero de 2021.

Consultada por la AFP, la comisión denominada “6 de enero” se negó a aclarar qué documentos tenía en su poder y cuáles específicamente habían sido desgarrados.

Pero a mediados de enero anunció que había comenzado a recibir ciertos documentos “que el expresidente esperaba mantener ocultos”.

Vea: EEUU pide a Rusia retirar sus tropas de la frontera con Ucrania

Entre las 700 páginas de archivos recibidas figuran las listas de quiénes visitaron al expresidente estadounidense o lo llamaron aquel 6 de enero así como las notas tomadas durante esos intercambios.

Al mismo tiempo, la comisión que integra una mayoría de legisladores demócratas, busca escuchar a varios familiares del exmandatario republicano. Algunos de ellos recibieron citaciones y a otros, como su hija Ivanka Trump, simplemente se les pidió que testificaran.

Los legisladores de la comisión quieren a toda costa publicar sus conclusiones antes de las elecciones intermedias de noviembre, en la que los republicanos podrían recuperar el control de la Cámara baja y enterrar su trabajo.