Gran Bretaña usó cazas de combate el viernes para interceptar un avión comercial que transportaba a más de 300 personas provenientes de Pakistán, desviándolo a una pista aislada en un aeropuerto en las afueras de Londres donde arrestó a dos pasajeros británicos que supuestamente amenazaban destruirlo.

Un funcionario de seguridad británico dijo que el incidente que se suscitó en el vuelo de Pakistan International Airlines no pareció estar relacionado con un atentado terrorista, aunque la policía sigue investigando. Sin embargo, el incidente cimbró aún más a Gran Bretaña luego de que hace unos días un soldado fue asesinado en una calle de Londresen un presunto ataque terrorista.

El funcionario de seguridad pidió el anonimato porque no está autorizado a hablar sobre la investigación.

Un funcionario paquistaní informado por la policía británica y la seguridad de la aerolínea sobre la investigación dijo que los dos sospechosos, que hablan urdu, presuntamente amenazaron con 'destruir la aeronave ' después de una discusión con la tripulación. El funcionario habló a condición de guardar el anonimato porque no está autorizado a declarar sobre el caso.

El vuelo P709 viajaba de Lahore, Pakistán, al aeropuerto de Manchester cuando los aviones de combate lo desviaron al aeropuerto de Stansted. El Ministerio de Defensa de Gran Bretaña confirmó que los aviones Typhoon fueron enviados para investigar un incidente en una aeronave civil, pero no dio más detalles.

El pasajero Nauman Rizvi dijo a GEO TV de Pakistán que dos hombres que habían tratado de avanzar hacia la cabina del piloto durante el vuelo fueron esposados ??y arrestados una vez que el avión aterrizó. Rizvi dijo que después de que los hombres fueron detenidos, la tripulación informó a los pasajeros que había habido una amenaza terrorista y que el piloto había alertado al respecto.

La policía del condado de Essex dijo que a la 1:20 de la tarde (12:20 GMT) le notificaron sobre la amenaza al avión. Después de que el Boeing 777 aterrizó a las 2:15 de la tarde, agentes armados entraron y detuvieron a dos ciudadanos británicos, de 30 y 41 años, bajo la sospecha de poner en peligro la aeronave, agregaron fuentes policiales.

Los sospechosos fueron llevados a una comisaría donde están siendo interrogados, informó la policía en un comunicado. El avión será examinado por expertos forenses, pero hasta el momento no han encontrado objetos sospechosos, agregó la policía.

'Este incidente está siendo tratado como un delito penal', de acuerdo con el comunicado de la policía, otro indicio de que no se considera un caso de terrorismo.

Mashud Tajwar, vocero de PIA, dijo que en el avión había 297 pasajeros y 11 tripulantes. El viernes por la tarde los pasajeros ya habían desembarcado del avión y estaban siendo entrevistados, dijo Mark Davison, portavoz del aeropuerto de Stansted.