Ciudad de México, México.

Una caravana de cientos de migrantes sin papeles que ha recorrido México desde octubre consiguió ayer jueves que el gobierno analice distintas solicitudes, entre ellas entrega de visas humanitarias, informaron autoridades y activistas.

Los migrantes, que llegaron a Ciudad de México el lunes tras iniciar su recorrido en el sureño estado de Chiapas, fronterizo con Guatemala, dialogaron con funcionarios de la secretaria de Gobernación (Interior), después de algunos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad durante su recorrido.

En el encuentro se alcanzaron siete acuerdos, entre ellos que las autoridades harán un listado de los migrantes para conocer a detalle sus casos y “las visas humanitarias se expedirán lo mas pronto posible”

Se busca que los migrantes “manifiesten si su solicitud es permanecer o transitar por nuestro país”, señala el comunicado de Gobernación.

Irineo Mujica, activista mexicano quien acompaña a la caravana, dijo que con este acuerdo la caravana se terminará. Se “busca la legalidad para cada uno de los casos y de acuerdo a sus intereses”, dijo.

La caravana tuvo roces con la policía a su llegada, la noche del domingo, que dejaron 17 heridos.

En otro incidente, dos cubanos murieron por disparos guardias nacionales cuando la caravana se desplazaba por una carretera, denunciaron activistas que los acompañan.

El presidente izquiedista Andrés Manuel López Obrador ordenó a principios de noviembre que los guardias involucrados sean presentados ante la justicia.

En otras oportunidades, las caravanas han conseguido que autoridades migratorias les entreguen salvoconductos para transitar por el país o visas humanitarias.

A finales de noviembre, el gobierno concedió 2.500 visas humanitarias a otra caravana migrante que se encontraba en el estado de Chiapas, con lo que se disolvió la concentración.

En los últimos años, los migrantes sin papeles, en su mayoría centroamericanos, buscan recorrer México en multitudinarias caravanas para protegerse tanto de autoridades como del acoso de criminales.

El avance de las caravanas hacia la frontera norte ha provocado tensiones con Estados Unidos, sobre todo con el expresidente Donald Trump.

Otros migrantes siguen intentando llegar a Estados Unidos pagando a traficantes de personas, que la mayoría de las veces los trasladan en condiciones infrahumanas.

El 9 de diciembre, un trailer que transportaba a 160 indocumentados se estrelló contra un puente en el estado de Chiapas, dejando 56 muertos.

Más de 190,000 personas sin papeles han sido detectadas en México entre enero y septiembre, el triple que en 2020. Unos 74,300 han sido deportados.