Más noticias

Desmantelan una red que vendía “píldoras asesinas” en la internet oscura

Fentanilo, oxicodona, mentanfetamina, oxicodona y extasis vendían a través de la red decenas de criminales internacionales.

Florida, Estados Unidos.

Un operativo internacional desmanteló una extensa red criminal dedicada a la venta de drogas en la Darknet, una zona de internet caracterizada por ser de difícil acceso y conceder anonimato a los usuarios.

En los operativos, en Estados Unidos y zonas de Europa, se capturó a 150 personas y se incautaron alrededor de 500 libras de droga, informó este martes el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Un total de 31 millones de dólares en efectivo y criptomonedas también forman parte del decomiso.

Las indagaciones, realizadas en 14 estados de la Unión Americana y en siete países europeos, dieron con la detección de la venta de las “píldoras asesinas”, que son las drogas derivadas del fentanilo, oxicodona, anfetamina, cocaína y éxtasis.

La práctica de venta de droga por internet se ha vuelto más común en los últimos años y por ende más vigilada por autoridades a nivel mundial. Las redes criminales ahora prefieren la venta a través de medios de internet, especialmente en sitios donde el rastreo sea mínimo, como en la “internet de las sombras”.

La vicefiscal de Estados Unidos, Lisa Mónaco, dijo a la NBC que la operación estaba dirigida contra “los que buscan en las sombras de Internet para vender píldoras asesinas en todo el mundo”.

La operación es una de las más grandes en la historia de Estados Unidos, país más afectado en el mundo por consumo de drogas y cuyo auge, ahora, transcurre entre drogas más potentes que la cocaína o heroína.

La población estadounidense acude a la Darknet para adquirir drogas en medio de la pandemia, en cifras que se han duplicado desde 2019.

La Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) refiere que al menos 250 personas mueren diariamente por sobredosis en Estados Unidos, cifras alarmantes y que pertenecen, en su mayoría, al consumo de drogas de la franja denominada como “píldoras asesinas”.