Washington.

La Corte Suprema de Estados Unidos se pronunció este jueves contra una orden ejecutiva del presidente republicano Donald Trump que busca poner final a un programa para proteger a los 'dreamers', un grupo de 700.000 jóvenes llegados al país sin papeles acompañando a sus padres cuando eran niños.

El alto tribunal secundó la opiniones de tribunales inferiores y consideró que sería 'caprichoso' y 'arbitrario' poner fin al programa adoptado por el presidente demócrata Barack Obama en 2012 para dar protección contra las deportaciones y permisos de trabajo a estos jóvenes, principalmente oriundos de América Latina y muchos de los cuales no recuerdan su país de origen.

Fue una decisión ajustada por 5 votos a favor y 4 en contra. El Supremo tachó de ilegal la decisión del presidente Trump.

'Yo me estaba preparando para lo peor', contó a la AFP Jesús Contreras un paramédico que vive en Houston que estaba en el limbo desde que Trump decidió terminar el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) en 2017.

'Todavía tenemos que luchar por tener una legislación, pero tengo una buena sensación de saber que estamos protegidos y a salvo, al menos por ahora', agrego Contreras.

Este programa permite a los jóvenes trabajar, estudiar y conducir y sin él se verían condenados a vivir sin papeles.

Esta es una de las decisiones más esperada de la temporada y debido a que los jueces conservadores son mayoría, había expectación sobre la decisión.

Finalmente el magistrado John Roberts sumó su voz a la de los cuatro jueces progresistas para apoyar la permanencia del programa.

'No estamos decidiendo si DACA o su terminación son políticas fundadas. Nos referimos sólo a si la agencia cumplió con los requerimientos de procedimiento que le otorgaran una explicación razonada para su acción', escribió Robert en el acta.

El senador demócrata y candidato presidencial Bernie Sanders felicitó a los dreamers (soñadores) por la 'enorme victoria' contra el presidente republicano.

'La decisión de Trump de poner fin a DACA fue una de las decisiones más feas y crueles jamás tomadas por un presidente en la historia moderna. Él perdió. Felicitaciones a los DREAMers y a todos los que lucharon para hacer posible esta enorme victoria. ¡La lucha por la justicia continúa!', tuiteó Sanders.