San Salvador, El Salvador

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, 'agradeció' este viernes a Estados Unidos por haber elaborado una lista de funcionarios implicados en actos de corrupción y contra las instituciones democráticas, aunque aclaró que este país centroamericano tiene su propio registro.

'Gracias por la lista, pero en El Salvador tenemos la nuestra', reaccionó Bukele en Twitter, sobre la denominada lista Engel del Departamento de Estado, que incluye a 50 funcionarios y exfuncionarios de El Salvador, Guatemala y Honduras, a quienes consideró 'actores corruptos y antidemocráticos' y les prohibió la entrada a territorio estadounidense.

En el caso de El Salvador, destacan personas cercanas a Bukele: su jefa de gabinete, Carolina Recinos, y el ministro de Trabajo, Rolando Castro. También están los exministros de Seguridad Rogelio Rivas y de Agricultura, Pablo Anliker Infante.

Aparece además el actual magistrado del Tribunal Supremo Electoral, Luis Guillermo Wellman Carpio, señalado de tabular resultados 'para su beneficio personal'.


VEA: Lista Engel 'embarra' a funcionarios de la Administración Bukele ¡Conozca los rostros de los señalados!


'Hoy damos un paso más en la lucha contra la corrupción en Guatemala, Honduras y El Salvador al anunciar restricciones de visa a actores corruptos y antidemocráticos', dijo el jueves en Twitter el secretario de Estado, Antony Blinken.

El gobierno de Joe Biden atribuye a la corrupción en el Triángulo Norte centroamericano gran parte de las condiciones que motivan la migración irregular a la frontera sur, que en los últimos meses ha registrado números récord.

Por El Salvador figuran además dos destacados miembros del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que gobernó El Salvador (2009-2019): José Luis Merino y Sigfrido Reyes.

Tras la publicación el jueves de la lista Engel, 12 organizaciones incluyendo ONG, universidades y grupos empresariales en un pronunciamiento titulado 'No perseguir la corrupción es ser cómplice de la corrupción', pidieron al gobierno salvadoreño 'remover' de sus cargos a los funcionarios señalados.

Además las organizaciones de la sociedad civil, ante los casos denunciados, piden una 'investigación independiente' por una comisión internacional 'ajena' a la Fiscalía del país.

Ante el pronunciamiento de las organizaciones el mandatario reaccionó: 'todo en coreografía. Es tan evidente que debería dar risa'.

'Los que quieren volver al pasado, con los mismos trucos de reciclados de 200 años de colonialismo, están en su derecho', consideró. 'Los que no queremos que nuestro país vuelva a ese pasado oscuro, daremos la lucha', advirtió.