Boracay, Filipinas.

La isla filipina de Boracay recibe 2 millones de turistas al año. Pero estará cerrada al público durante seis meses.

El sistema de drenaje de la isla estaba enviando aguas residuales sin tratar al mar. Las autoridades temen que se acabe convirtiendo en una 'cloaca'

El gobierno informó que casi 200 establecimientos no están conectados a la red de alcantarillado.

Lea: Los populares 'monos de nieve' japoneses alivian su estrés con aguas termales

Hoteles y restaurantes piden al gobierno que cierre solo los locales en infracción.

Boracay emplea a 17.000 personas, y otras 11.000 trabajan en nuevas obras de construcción.

Genera ingresos de turismo por más de 1.000 millones de dólares al año. Texto, foto y video de AFP.

Una isla paradisíaca en Filipinas, cerrada por seis meses