26/11/2022
07:34 PM

Más noticias

Ataque mortal de Rusia para apropiarse de Kiev

Países vecinos se disponen a acoger a los refugiados ucranianos, que según la ONU serían hasta cinco millones.

Kiev, Ucrania.

El avance de las fuerzas rusas en Ucrania topó ayer viernes con una fuerte resistencia en la capital, Kiev, donde el presidente Volodimir Zelenski desafió los llamamientos de su par ruso Vladimir Putin para derrocarlo.

Putin llamó al Ejército ucraniano a tomar el poder en el segundo día de la invasión, que ha provocado la huida de más de 50,000 ucranianos del país, así como 100,000 desplazados internos (según la ONU), y más de 100 muertos (según Kiev).

En una intervención televisiva, el mandatario ruso calificó al Gobierno de Zelenski de “banda de drogadictos y de neonazis” y afirmó, dirigiéndose a los militares ucranianos: “Tomen el poder entre sus manos. Me parece que será más fácil negociar entre ustedes y yo”.

Ataque mortal de Rusia para apropiarse de Kiev

Zelenski respondió colgando un video delante del palacio presidencial.

“Estamos todos aquí, nuestros militares están aquí, los ciudadanos, la sociedad, estamos todos aquí, defendiendo nuestra independencia, nuestro Estado”, proclamó, junto a algunos de sus principales colaboradores.

El presidente ucraniano llamó la madrugada del sábado a seguir luchando: “No podemos perder la capital”. Al cierre de esta edición el ejército batallaba para evitar que los rusos tomaran Kiev.

Zelenski alabó el “heroísmo” de la población ante el avance de Rusia hacia la capital.

El jefe de la Otan, Jens Stoltenberg, también elogió a las fuerzas ucranianas, “que están luchando con valor y siguen teniendo capacidad de causar pérdidas a las fuerzas invasoras rusas”.

Un alto cargo de la defensa estadounidense (que prefirió mantener el anonimato), afirmó que la ofensiva rusa estaba perdiendo fuerza, sobre todo en Kiev, debido a la resistencia de los ucranianos.

Ataque mortal de Rusia para apropiarse de Kiev

El Ministerio de Defensa ucraniano afirmó que sus tropas habían matado a 2,800 soldados rusos, pero sin aportar pruebas. Moscú no comunicó hasta ahora ningún reporte de bajas.

Zelenski indicó que habló con su homólogo estadounidense Joe Biden sobre el “refuerzo de las sanciones (contra Rusia), de una asistencia de defensa concreta y de una coalición antiaérea”, y expresó su “agradecimiento” por el “fuerte” respaldo estadounidense.

La Otan activará sus planes de defensa “para impedir excesos contra territorios de la Alianza”, dijo Stoltenberg.

Se trata de la Fuerza de Respuesta, un cuerpo formado por 40,000 militares y cuya punta de lanza, la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad, cuenta con 8,000 miembros.

Cuerpos en las calles. Al amanecer del viernes se escucharon disparos y explosiones en el barrio residencial de Oblon, en el norte de Kiev, provocado por lo que parecía una avanzadilla de las fuerzas rusas.

Periodistas de la AFP vieron un muerto en la acera y ambulancias socorriendo a una persona cuyo vehículo fue aplastado por un blindado.

Durante el día, las sirenas y explosiones no dejaron de sonar en Kiev, una ciudad que, tras la huida de muchos habitantes, ofrece un aspecto fantasmagórico. Carros blindados y soldados vigilan cruces de las calles en torno al distrito donde se encuentran edificios del Gobierno.

Las fuerzas ucranianas informaron ayer viernes que estaban combatiendo a las unidades rusas en Dymer e Ivankiv, dos localidades situadas a 40 y 80 kilómetros al norte de Kiev. Los rusos estarían avanzando también por el noreste y el este, según la misma fuente.

El Ministerio de Defensa llamó a la población a resistir. “Pedimos a los ciudadanos que nos informen de los movimientos de tropas, que fabriquen cócteles Molotov y neutralicen al enemigo”, dijo. Putin está dispuesto a enviar una delegación a Minsk, capital de Bielorrusia, un país aliado de Rusia, para llevar a cabo negociaciones con Ucrania, indicó su portavoz.

El portavoz de la diplomacia estadounidense, Ned Price, calificó esa propuesta de “diplomacia se lleve a cabo a punta de pistola, cuando las bombas, los disparos de mortero y la artillería de Moscú apuntan a los civiles” ucranianos.

Refugiados

La comunidad internacional se prepara para acoger a refugiados y desplazados de la guerra en Ucrania, en una cifra que la ONU sitúa entre uno y cinco millones de personas.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) ya está elaborando planes de contingencia “para la salida de una población de uno hasta tres millones de personas hacia Polonia, y de uno hasta cinco millones considerando todos los países vecinos”, dijo ayer la directora regional de Unicef para Europa y Asia Central, Afshan Khan.

Ataque mortal de Rusia para apropiarse de Kiev

Todo dependerá de la evolución del conflicto armado en Ucrania tras la invasión rusa, pero la representante de Acnur precisó que se ha decidido reactivar el plan que se puso en marcha frente a la crisis de refugiados que sacudió Europa entre 2015 y 2016, en esa ocasión como consecuencia de la guerra en Siria.

Los informes que llegan a esa Agencia hablan de que aproximadamente cinco mil personas han cruzado de Ucrania a la vecina Moldavia, mientras que también se está observando la huida de ucranianos hacia Polonia, Rumanía y Eslovaquia.

Khan avanzó que las agencias humanitarias de la ONU tendrán que suministrar ayuda no solo a los refugiados que salgan de Ucrania, sino también a las familias desplazadas dentro del país. La ONU cuenta con la solidaridad de los países vecinos y que mantengan sus fronteras abiertas para los refugiados de Ucrania, “incluidos aquellos que no son proclives a recibir familias y niños migrantes”, dijo.

Ataque mortal de Rusia para apropiarse de Kiev

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi, informó ayer que más de 50,000 ucranianos huyeron desde el inicio de la invasión rusa la madrugada del jueves. Añadió que el jueves dio parte de 100,000 desplazados internos en Ucrania a causa del conflicto.