24/05/2024
12:07 AM

Arabia Saudí está dispuesta a bombear más crudo si baja la producción rusa

  • 02 junio 2022 /

Arabia Saudí ha resistido las peticiones de EEUU para acelerar el aumento de la producción de crudo

Londres, Inglaterra

Arabia Saudí ha indicado a los aliados occidentales que está dispuesta a bombear más petróleo si la producción de Rusia disminuye considerablemente debido a las sanciones, según informa este jueves el “Financial Times” (FT).

Arabia Saudí ha resistido las peticiones de EEUU para acelerar el aumento de la producción de crudo a pesar de que los precios del oro negro cotizan actualmente en torno a los 120 dólares el barril , el nivel más alto en una década, añade el FT.

Arabia Saudí considera que necesita mantener el exceso de producción en reserva.

No obstante, los temores de una fuerte escasez de suministro han aumentado después de que la Unión Europea (UE) haya puesto en marcha otra ronda de sanciones contra Moscú, incluida la prohibición de importar cargamentos marítimos de petróleo ruso al bloque.

Arabia Saudí sabe de los riesgos y de que no le conviene perder el control de los precios del petróleo”, dijo una persona informada sobre la posición de ese país.

La opinión de Arabia Saudí es que, si bien el mercado petrolero está indudablemente ajustado, lo que ha impulsado el aumento de los precios, todavía no hay una auténtica escasez, según diplomáticos.

Pero esto podría cambiar a medida que la recuperación económica mundial de la Covid-19, incluida la reapertura de las principales ciudades de China, impulsa la demanda, mientras que la probabilidad de que la producción de petróleo de Rusia disminuya sustancialmente ha aumentado, resalta el artículo del Financial.

Rusia producía más del 10 % del crudo mundial antes de su invasión de Ucrania .

Arabia Saudí ha rechazado repetidamente los llamados de la Casa Blanca y del Grupo de los Siete (G7) para acelerar los aumentos de producción, pero varias visitas en las últimas semanas de una delegación estadounidense de alto nivel, incluido Brett McGurk, coordinador de política de Oriente Medio de la Casa Blanca, y Amos Hochstein, enviado de energía de la Casa Blanca, han ayudado a mejorar la relación, según una persona familiarizada con el asunto.

Las personas al tanto de las conversaciones indicaron que Arabia Saudí había acordado un cambio de tono para tratar de calmar los precios como parte de un acercamiento con la administración de Joe Biden, mientras que también ha ofrecido garantías de que eventualmente responderá aumentando la producción en caso de que una crisis de suministro golpee el mercado petrolero.