12/06/2024
06:32 PM

Acepta pedido de la oposición

El presidente de Bolivia, Evo Morales, que entró ayer en su cuarto día de huelga de hambre, accedió al pedido de la oposición de un nuevo padrón electoral.

    El presidente de Bolivia, Evo Morales, que entró ayer en su cuarto día de huelga de hambre, accedió al pedido de la oposición de un nuevo padrón electoral, con lo que allanó el camino en el Congreso para la aprobación de la ley que regirá las elecciones de diciembre.

    Con el fin de facilitar la ley electoral, sin la cual no se pueden realizar las elecciones generales, Morales dijo que 'si la Corte Nacional Electoral, CNE, asegura las elecciones del 6 de diciembre y garantiza la implementación de un padrón biométrico -con huella digital- y altamente sistematizado, el gobierno se compromete a garantizar la construcción de este padrón'.

    Tras la declaración de Morales, los principales líderes de la oposición no se pronunciaron aunque algunos legisladores opositores, entre ellos los diputados Rodrigo Ibáñez y Arturo Murillo, dijeron que asistiría a la sesión parlamentaria citada ayer.

    Morales considera tan crucial para el gobierno esa ley electoral que se declaró en huelga de hambre desde el jueves y hasta que sea aprobada.

    El mandatario dijo que no asistirá a una reunión con los presidentes de los países miembros del Alba y tampoco a la Cumbre de las Américas de Trinidad y Tobago esta semana.

    La oposición rechaza la ley electoral por varios puntos, pero especialmente porque considera que el padrón actual, que rigió los comicios en los últimos 15 años, no garantiza transparencia.

    El titular del Senado, Óscar Ortiz, dijo el sábado que 'la solución de fondo' al conflicto político boliviano actual pasa por un nuevo padrón para garantizar elecciones limpias, lo que es 'irrenunciable'.

    La oposición considera que un 30% del padrón electoral de 4 millones de bolivianos tiene irregularidades, aunque el presidente de la Corte Electoral, José Luis Exeni, señala que éstas no superan el 5 ó 6%.

    Además del empadronamiento, la oposición pide que se revise la implementación del voto de residentes bolivianos en el exterior y que se reduzcan los 14 escaños previstos para los pueblos indígenas. La oposición considera que la ley electoral otorga ventajas a Morales para las elecciones de diciembre, donde buscará un nuevo mandato hasta 2015.

    • Nuevos sindicatos, campesinos y obreros se sumaron a la huelga de hambre del presidente en todo el país, según reportó el propio mandatario