Llueven críticas a Biden por "toma de rehenes estadounidenses" en aeropuerto de Afganistán

Congresistas de EEUU acusan a Biden por permitir bloqueo de talibanes a seis aviones con cientos de personas.

Biden viajó a Delaware para disfrutar del descanso por el Labor Day pese a la crisis de 'rehenes' en Afganistán./AFP.
Biden viajó a Delaware para disfrutar del descanso por el Labor Day pese a la crisis de 'rehenes' en Afganistán./AFP. /

Washington, Estados Unidos.

La administración de Joe Biden estaba bajo presión el lunes tras la difusión de informaciones según las cuales varios cientos de personas, incluidos algunos estadounidenses, estaban varados en el aeropuerto de Mazar-i-Sharif, en el norte de Afganistán.

De acuerdo a Marina LeGree, fundadora y directora de la ONG estadounidense Ascend Athletics, entre 600 y 1300 personas en total están tratando de dejar el país, incluidos 19 estadounidenses, con la ayuda de su organización y de otras.

"Han pasado siete días y nada se mueve", dijo a la AFP, y mencionó que hay seis aviones listos para despegar.

Su organización busca evacuar a un grupo de afganas de entre 16 y 23 años y a miembros de sus familias. Todos pertenecen a la minoría hazara y temen la persecución de los talibanes.



La partida de esas personas parecía muy avanzada hace unos días, antes de que el Departamento de Estado dijera que no podía llevar a cabo los procedimientos de selección de los candidatos a la salida del país por falta de personal en el lugar.

Para LeGree, los estadounidenses se están "desentendiendo" este drama.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo que no tenía datos "confiables que permitan confirmar información sobre vuelos chárter, ya sea sobre quién los está organizando, el número de ciudadanos estadounidenses o miembros de otros grupos prioritarios a bordo (...) o dónde van a aterrizar ".

Imágenes satelitales del aeropuerto que datan del 3 de septiembre muestran a seis aviones posicionados, uno en una pista y los otros cerca de edificios.

La oposición republicana de Estados Unidos se ha ocupado del asunto, en medio de la creciente impopularidad del presidente demócrata Joe Biden por su manejo del fin de la guerra en Afganistán.

"Esto (...) realmente está evolucionando hacia una toma de rehenes, (los talibanes) no dejarán ir a los ciudadanos estadounidenses hasta que tengan el pleno reconocimiento de Estados Unidos", dijo el representante republicano Michael McCaul al canal conservador Fox News.

El senador demócrata Richard Blumenthal expresó su impaciencia en un comunicado: "Mi equipo y yo llevamos días intentando sacar estos aviones (...). Los retrasos no solo son frustrantes, son imperdonables".

Vea: Los leones de Panshir: La resistencia afgana que lucha ferozmente contra los talibanes

Eric Montalvo, un exsoldado y abogado también involucrado en el intento de evacuación de Mazar-i-Sharif, fue más virulento: "Los talibanes no tienen a estos aviones como rehenes. El problema es el gobierno de Estados Unidos. Una llamada telefónica y estas personas pueden irse inmediatamente".

La retirada militar estadounidense se completó el 31 de agosto tras semanas de caos ante el avance meteórico de los talibanes.

Estados Unidos ha evacuado por aire a más de 120.000 personas, pero admitió haber dejado atrás a ciudadanos estadounidenses, así como a decenas de ciudadanos afganos vulnerables, incluidos aquellos que cooperaron con Washington durante veinte años de guerra.

La Prensa