India, en la línea de frente del cambio climático

Entre el rescate o la muerte, así pasan las horas cientos de personas al occidente de India.

El personal de Target Disaster Response Force (TDRF) transporta el cuerpo de una víctima en un lugar de deslizamiento de tierra en Taliye, a unos 22 km de la ciudad de Mahad. Foto AFP
El personal de Target Disaster Response Force (TDRF) transporta el cuerpo de una víctima en un lugar de deslizamiento de tierra en Taliye, a unos 22 km de la ciudad de Mahad. Foto AFP

Nueva Delhi, India.

Gran parte de India enfrenta mortales inundaciones y deslizamientos causados por fuertes lluvias monzónicas, en una nueva muestra de cómo el país asiático está en la línea de frente del cambio climático.

Solo en los primeros siete meses de este año, el país de 1,300 millones de habitantes sufrió dos ciclones, un mortal colapso de glaciar en las Himalayas, una agobiante ola de calor y las inundaciones.

Glaciares derretidos

En febrero, una inundación repentina arrasó un valle remoto de las Himalayas indias, donde se llevó casas, una planta hidroeléctrica y unas 200 personas, de las cuales solo se recuperaron 60 cuerpos.

Los expertos creen que fue causado por un trozo enorme de glaciar que se desprendió de la parte alta de las montañas. Un especialista en glaciares que investigó el sitio dijo a AFP que la catástrofe "claramente fue el resultado del cambio climático, y una advertencia sobre nuestro futuro".

Lea: Personas no vacunadas podrían enfrentarse a nuevas restricciones en Alemania

En las Himalayas indias, unos 10,000 glaciares pierden de 30 a 60 metros por década por el aumento en la temperatura. Una inundación en la misma zona mató a 6,000 personas en 2013.

Más ciclones

Los ciclones no son raros en el norte del Océano Índico, pero los científicos creen que se han vuelto más frecuentes y severos al aumentar la temperatura marina.

En mayo, el ciclón Tauktae cobró 155 vidas en el oeste de India, incluyendo decenas de trabajadores de plataformas petroleras cerca de Bombay. Fue la peor tormenta en azotar la zona en décadas.

Una semana después el ciclón Yaas, con vientos equivalentes a un huracán de categoría 2, mató a al menos nueve personas y obligó a evacuar a más de 1,5 millones de personas en el este de India. Las grandes olas que provocó se llevaron las casas de cientos de miles de personas.

Más y más calor

La temperatura promedio de India subió alrededor de 0,7 grados centígrados entre inicios del siglo XX y 2018, y subirá otros 4,4 grados para el año 2100, según un reciente informe del gobierno.

A inicios de julio, decenas de millones de personas sufrieron con la más reciente ola de calor en el norte de India. El departamento climático de India declaró una ola de calor casi todos los años en la última década, con temperaturas que a veces llegaron cerca de los 50 grados centígrados.

También: Nicolás Maduro dice que Cuba ha sido objeto de un experimento de "tortura social"

El diario Hindustan Times informó que las olas calóricas cobraron más de 17,000 vidas en India desde 1971.

Actualmente solo 5% de los hogares indios tiene aire acondicionado, comparado con 90% en Estados Unidos y 60% en China. Pero el mercado de esos aparatos debe crecer los próximos años, aumentando el consumo eléctrico en el país, el tercer mayor emisor mundial de carbono.

Inundaciones monzónicas

Lluvias torrenciales azotaron la costa oeste de India en los últimos días, provocando deslizamientos que han dejado más de 75 muertos y decenas de desaparecidos.

La localidad montañosa de Mahabaleshwar registró 60 centímetros de lluvia en 24 horas, una cifra récord. El estado turístico de Goa sufre las peores inundaciones en décadas, según el jefe del gobierno local.

INDIA 2.10(1024x768)Viajeros atraviesan una calle inundada después de una lluvia en Amritsar. Foto AFP


Las inundaciones y deslaves son comunes durante la temporada monzónica de India, cuando suelen colapsar edificios mal construidos por las fuertes lluvias. Pero el cambio climático hace que el monzón sea más fuerte, según un informe de abril del Postdam Institute for Climate Impact Research.

Advirtió de consecuencias potencialmente severas para la alimentación, agricultura y la economía, después de afectar a cerca de un quinto de la población mundial.

Rayos

El monzón de junio a septiembre también trae más rayos. En 2019, casi 3,000 personas murieron fulminadas por rayos. Semanas atrás, 76 personas murieron fulminadas por rayos en un fuerte histórico en Rajastán, incluidos unos 10 que veían la tormenta y se tomaban fotos.

Los científicos dicen que el cambio climático podría hacer que los rayos sean más frecuentes. Un estudio reciente indicó que su número aumentó 34% el último año. El peligro no es solo para humanos: en mayo, los rayos provocaron la muerte de al menos 18 elefantes en Assam.

La Prensa