Comunidad Internacional acorrala a Camila Ortega, el punto débil del presidente de Nicaragua

Canadá sancionó a la hija de Ortega un mes después de que EEUU también le impusiera sanciones.

Camila Ortega ha recibido sanciones por parte de Washington y Ottawa en la ofensiva internacional contra su padre./
Camila Ortega ha recibido sanciones por parte de Washington y Ottawa en la ofensiva internacional contra su padre./

Managua, Nicaragua.

Canadá anunció este miércoles la imposición de nuevas sanciones contra 15 altos cargos del régimen nicaragüense, entre ellos la hija del presidente Daniel Ortega, Camila Ortega Murillo, "en respuesta a las violaciones de derechos humanos" en el país centroamericano.

Los 15 individuos ya habían sido sancionados en los últimos meses por las autoridades estadounidenses. La medida adoptada por el Gobierno canadiense impide a sus ciudadanos -personas o instituciones- actividades económicas con los miembros de esta lista.

En la relación figura el ministro de Finanzas, Iván Acosta; el presidente del Banco Central de Nicaragua, Leonardo Reyes, y la fiscal general de la República, Ana Julia Guido, así como responsables políticos, policiales y militares.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá señaló en un comunicado que desde 2018 "el Gobierno de Nicaragua ha estado cometiendo violaciones flagrantes y sistemáticas de derechos humanos contra su población, incluidas campañas de represión y violencia patrocinada por el Estado contra manifestantes y la supresión de cualquier oposición política".

Canadá añadió que pese a las peticiones de la comunidad internacional, el Gobierno del presidente Ortega "se ha negado a implementar reformas significantes para asegurar que su población pueda tener elecciones libres y justas en noviembre de 2021" y en cambio "ha aumentado sus ataques contra derechos civiles y políticos".

Vea: Camila Ortega, el nuevo objetivo de EEUU para presionar al presidente de Nicaragua

El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Marc Garneau, afirmó que el país respalda las peticiones del pueblo nicaragüense para "un futuro justo y pacífico arraigado en el respeto fundamental de los derechos humanos, la libertad de los medios de comunicación y el derecho al voto en elecciones libres, justas y transparentes".

Garneau añadió que Canadá solicita a las autoridades de Nicaragua "la liberación de los detenidos de forma injusta y el respeto a la ley y las obligaciones internacionales en derechos humanos".



La Prensa