Una nueva variante del covid más difícil de detectar es descubierta en Francia

Las variantes del covid 19 tienen en alerta a las autoridades por su agresividad y mayor transmisibilidad.

La variante francesa del covid 19 no es tan peligrosa como la británica y la brasileña, afirma estudio./AFP.
La variante francesa del covid 19 no es tan peligrosa como la británica y la brasileña, afirma estudio./AFP.

París, Francia.

Una nueva cepa del coronavirus SARS-CoV2, más difícil de detectar por los tests PCR clásicos, fue descubierta en la Bretaña francesa (noroeste), pero las autoridades descartan que sea más grave o contagiosa que la variante original.

Fue la bióloga del hospital de la ciudad de Lannion que dio la alerta sobre pacientes con "síntomas típicos del covid" pero con resultados "a veces" negativos de la prueba PCR, explicó Stéphane Mulliez, director de la Agencia Regional de Salud.

La dificultad para detectar esta variante no estaría relacionada con el hecho de que las pruebas de PCR se hayan realizado tarde.

"Una posibilidad es que el virus se desplace más rápidamente entre las vías respiratorias superiores e inferiores", dijo Alain Tertre, jefe de la unidad regional de Salud Pública Francia. "Pero se trata de hipótesis", apuntó.

Sin embargo, esta nueva cepa no está clasificada como una variante preocupante y sólo tres variantes se consideran especialmente preocupantes, la inglesa, la sudafricana y la brasileña, sobre todo por su carácter potencialmente más transmisible.

Para la variante bretona, "los primeros análisis (...) no permiten concluir ni sobre una gravedad ni una transmibilidad mayor en comparación con el virus histórico", aseguró el lunes la Dirección General de Salud de Francia.

Vea: Moderna inicia ensayos clínicos de su vacuna contra el covid 19 en niños

"Pero como esta variante es más difícil de detectar (...) es difícil evaluar su transmisibilidad y su grado de gravedad", dijo Mulliez.

La aparición de variantes es algo natural, ya que el virus muta con el tiempo.

Se han identificado más de 4.000 variantes del SARS-CoV-2 en todo el mundo, según el servicio de salud británico.

La Prensa