Jueza de Trump da primera victoria a cristianos en el Supremo de EEUU

La justicia estadounidense ampara a religiosos frente a restricciones en lugares de culto en Nueva York.

Nueva York, Estados Unidos.

El gobernador de Nueva York minimizó el jueves el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos que prohibió al estado imponer restricciones en los lugares de culto debido a la pandemia, basándose en la defensa de la libertad de culto establecida en la Constitución.

Las demandas de la diócesis católica romana de Brooklyn y dos sinagogas del distrito buscaban poner fin a restricciones impuestas por el gobernador Andrew Cuomo en octubre que limitaban la capacidad en templos a 10 asistentes en zonas rojas, con una fuerte tasa de test de covid-19 positivos, y a 25 asistentes en zonas naranjas.

Pero los casos de coronavirus disminuyeron en Brooklyn, que pasó de ser una zona roja a una amarilla, con una capacidad de 50% permitida en templos religiosos, por lo cual el fallo "es irrelevante y no tiene un impacto práctico", dijo Cuomo a periodistas en una teleconferencia.

Según el gobierno estatal el fallo se limita a Brooklyn, aunque otros creen que puede servir de precedente para templos en otras regiones del estado.

Mayoría conservadora

El veredicto de la Suprema Corte indicó que los oficios religiosos no deben tratarse de manera diferente que las concentraciones de gente por razones no religiosas, y consideró que las restricciones se oponían al libre ejercicio de la religión, protegido por la primera enmienda de la Constitución.

Aprobado por cinco votos a favor y cuatro en contra, reflejó el nuevo equilibrio de fuerzas en la Corte Suprema desde la llegada a finales de octubre de Amy Coney Barrett, una jueza católica conservadora nombrada por el presidente Donald Trump tras el deceso de Ruth Bader Ginsburg.

"Tenemos una Suprema Corte diferente. Y eso es lo que la corte quiso mostrar", dijo Cuomo.

Vea: Nuevos datos ahondan dudas sobre vacuna de Oxford contra el coronavirus

El arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan, se felicitó del fallo este jueves en su cuenta de Twitter. "Nuestras iglesias son esenciales", aseguró.

La pandemia ha provocado una gran tensión entre la alcaldía demócrata de Nueva York y la comunidad judía ortodoxa de la ciudad, acusada de no respetar las normas sanitarias, comenzando por la distancia entre las personas. El mes pasado hubo manifestaciones por este motivo, que terminaron con incidentes violentos en Brooklyn.

Estados Unidos registró el miércoles, víspera de la fiesta del Thanksgiving, el día de Acción de Gracias, más de 2.400 muertos por coronavirus en 24 horas.

La Prensa