Elecciones en EUU: Gobiernos demócratas conceden más autonomía

Empresario cree que si Trump pierde la elección habrá un derrumbe de la economía Política migratoria hondureña ha sido complaciente, dice experto.

La economía estadounidense comienza a mostrar signos de recuperación. Más de 69 millones de personas han votado por correo en EUA. Las propuestas de política migratoria de cada candidato son de interés para Honduras y el mundo. Fotos: Agencias AFP y EFE
La economía estadounidense comienza a mostrar signos de recuperación. Más de 69 millones de personas han votado por correo en EUA. Las propuestas de política migratoria de cada candidato son de interés para Honduras y el mundo. Fotos: Agencias AFP y EFE

SAN PEDRO SULA.

Una victoria demócrata o una reelección republicana en Estados Unidos no cambiará las relaciones con Honduras; pero no por eso los comicios electorales dejan de ser menos importantes en el escenario actual.

La política migratoria y la propuestas para recuperar la economía que han presentado los dos candidatos son quizá los dos puntos en los que se centra la atención los hondureños y centroamericanos, en general.

El contraste de Trump con Biden no puede ser más claro. Biden conoce la región.

Juan González, asesor de campaña de Joe Biden

“Creo que siempre hay cambios, especialmente cuando un Gobierno demócrata toma el poder, hay más posibilidades para Honduras de desarrollar sus propias políticas. Lo que pasa es que nosotros no lo hacemos, pero sí hay más apertura para que el país defina su propio camino”, dijo el analista en relaciones exteriores Graco Pérez.

En su criterio, la política migratoria de Honduras hacia EUA está marcada por “una complacencia” hacia las imposiciones de Trump, aunque estas no sean de beneficio para la población.

En sus ocho años como vicepresidente, Biden hizo 16 visitas a ALC; Trump solo ha hecho una: en 2018 para la cumbre del G20 en Buenos Aires, Argentina.

Tanto Donald Trump como Joe Biden tienen propuestas de campaña con respecto a la recuperación económica del país.

Por el lado del republicano, el actual mandatario promete que extenderá la regla fiscal implementada en 2017, la cual bajó el monto cancelado en impuestos por las grandes empresas y promovió el desarrollo de manufacturas dentro del país.

En tanto, el candidato demócrata ha asegurado que revertirá los recortes de impuestos. También pretende aplicar un tributo sobre salarios a personas que ganen más de $400,000 anuales.

Recuperación de la economía
1- Las cifras del PIB para el tercer trimestre, que mostraron un espectacular repunte con un crecimiento récord del 33.1% en proyección anual, alentaron a Trump. La economía comienza a recuperarse, después de que la crisis inducida por la pandemia arrasara la actividad en el segundo trimestre con una caída del PIB de 31.4%. Trump celebró el indicador como las cifras “más grandes y las mejores” de la historia del país. Sin embargo, advirtió que si gana Biden, el nuevo presidente impondría un alza de impuestos que sofocaría la recuperación.

2- El demócrata considera que el informe del PIB resaltó tres hechos ineludibles: que la economía está en un agujero profundo, la falta de acción de Trump y que la recuperación se está ralentizando. “La recuperación que hay en marcha está ayudando a aquellos de arriba, pero deja a decenas de miles de familias y pequeños negocios atrás”, afirmó en un comunicado. Las cifras muestran cómo la actividad y el consumo -motor de la economía- estuvieron apuntalados en este período por el paquete de estímulo de casi tres billones de dólares aprobado por el Congreso; pero desde entonces estas ayudas se extinguieron.

Respecto a la política comercial, Trump ha dicho que mantendrá la guerra comercial con China; mientras que Biden promete invertir a nivel local para tener como modelo de negocio una economía consolidada antes de invertir en otros países.

En cuando a China, el político aseguró que para confrontar a China sobre propiedad intelectual y las transferencias de tecnología se debe formar una coalición con aliados y socios.

En el punto en que ambos candidatos coinciden es en crear puestos de trabajo a través de inversiones en infraestructura.

tc trump1 041020(800x600)
Donald Trump.

“Desde que el presidente Trump empezó a gobernar la nación, el espíritu empresarial norteamericano se ha duplicado e incluso triplicado, no solamente el producto interno bruto, sino que los empleos, los sectores más importantes de la nación, como el sector de la educación y de la tecnología han crecido vertiginosamente, eso quiere decir que si el presidente Trump llegase a perder las elecciones, habría un derrumbe económico-financiero”, aseguró Doug Mayorga, presidente de la Cámara de Comercio de las Minorías de los Estados Unidos (CCMUSA).

Más criterios

Para Mayorga, “la política migratoria del presidente Trump es solamente transformar el desorden que dejó (el presidente) Obama a un orden migratorio, para que la persona ingrese a los Estados Unidos de forma legal, no ilegal”.

zc-biden-300920(800x600)
Joe Biden.

El empresario de origen puertorriqueño y que asegura que ha visitado Honduras unas 96 veces agregó que “el presidente Trump ha creado un muro contra toda corriente ilegal de criminales que han venido a EUA y eso ha creado que otros estén pagando los platos rotos; pero algo muy importante de decir que quién comenzó el abuso con las cárceles para niños (migrantes detenidos) fue Obama. En sus ocho años deportó millones de latinos, incluyendo hondureños”.

El presidente Donald Trump garantiza ley y orden, la región necesita que vuelva a ganar.

Doug Mayorga, presidente de la Cámara de Comercio de las Minorías

En una entrevista con EFE, Juan González, asesor de la campaña de Biden, explicó cuáles serán los valores que guiarán la relación de EE UU con el resto del continente americano si el exvicepresidente vence al actual mandatario en las elecciones.

“La propuesta del vicepresidente en la campaña es volver a enfocarse en las raíces de la inmigración del Triángulo Norte invirtiendo $4,000 millones a través de cuatro años (...) Esos cuatro mil millones a través de cuatro años vendrán de la desviación de fondos o de alienar las prioridades del presupuesto de la Administración a favor de los países de la región”, aseguró el asesor.

González agregó que cada dólar que se invierte asegurará “que estamos combatiendo maras en El Salvador, que estamos combatiendo la corrupción y que estamos creando oportunidades económicas para las comunidades marginadas”.

A su criterio, Trump no tiene una doctrina política hacia Latinoamérica. “Es una estrategia electoral para el sur de Florida, sin importar el impacto que tenga sobre la región o las aspiraciones democráticas” de Venezuela, Cuba o Nicaragua.

LC eua 301020(1024x768)
La Prensa