Estados Unidos enfurece a China al vender misiles a Taiwán

China anunció sanciones contra empresas de EEUU por ventas de armas a Taiwán.

Estados Unidos vendió más de 500 misiles a Taiwán que incrementa su poder de fuego para defenderse de China./
Estados Unidos vendió más de 500 misiles a Taiwán que incrementa su poder de fuego para defenderse de China./

Pekín, China.

China anunció este lunes sanciones contra empresas, personas y entidades estadounidenses implicada en un proyecto de venta de armas a Taiwán, una isla considerada por Pekín como territorio chino.

Un portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, indicó a la prensa que los fabricantes de armas Lockheed Martin, Boeing Defensa y Raytheon están concernidos, entre otros, por estas medidas de represalia, cuya naturaliza no precisó.

Estados Unidos anunció la semana pasada la venta a Taiwán de 135 misiles de defensa capaces de alcanzar China.

Washington, enfocado en contrarrestar la influencia de China en la región, también decidió vender a Taiwán lanzacohetes tácticos por 436 millones de dólares y equipos de imagen para el reconocimiento aéreo por 367 millones, lo que lleva el total de los contratos aprobadas a 1.800 millones de dólares.



Pekín considera a Taiwán como parte de China y amenaza regularmente con recurrir a la fuerza en caso de proclamación formal de independencia de Taipéi o de intervención extranjera, especialmente estadounidense.

El portavoz chino dijo que las sanciones eran para "salvaguardar los intereses nacionales" y se aplicarían a aquellos que "se comportaron mal en el proceso de venta de armas a Taiwán".

Vea: Trump puede ganar la reelección gracias al Colegio Electoral, según estudio

"Continuaremos tomando las medidas necesarias para salvaguardar la soberanía nacional y los intereses en materia de seguridad", señaló Zhao.

Washington rompió relaciones diplomáticas con Taipéi en 1979 para reconocer a Pekín, pero sigue siendo el aliado más poderoso de la isla y su principal proveedor de armas.

China ha acentuado sus presiones militares y diplomáticas sobre Taiwán desde la elección en 2016 de la presidenta Tsai Ing-wen, que rechaza la visión de Pekín según la cual la isla es parte de una "sola China".

La Prensa