Muere Lee Kun-hee, el presidente de Samsung y el hombre más rico de Corea del Sur

Fue el responsable de que Samsung pasara de ser un negocio local a ser uno de los líderes mundiales en tecnología.

Lee Kun-hee.
Lee Kun-hee.

Madrid, España.

Lee Kun-hee, presidente del Grupo Samsung desde 1987, y miembro del COI desde 1996 (en la actualidad, honorario), incorporándose a las Comisiones de Cultura (1997) y Finanzas (1998-1999) de este organismo, ha fallecido a los 78 años, según ha comunicado el grupo que dirigía.

Lee se convirtió en miembro honorario del COI en 2017, y llevaba ingresado en un hospital del sur de Seúl desde 2014 debido a un infarto que le había dejado incapacitado.

"Lee Kun-hee hizo una gran contribución al Movimiento Olímpico y al éxito de los Juegos Olímpicos, no sólo haciendo de Samsung un socio principal del COI, sino también promoviendo los Juegos Olímpicos en todo el mundo y fomentando el vínculo entre el deporte y la cultura", ha señalado el presidente del COI, Thomas Bach, en un comunicado.

"Este legado olímpico de Lee Kun-hee seguirá vivo. Para conmemorarlo, el COI ondeará la bandera olímpica a media asta en Lausana", añadió Bach, trasladando las más profundas condolencias a la familia.

Lee era el hombre más rico del país, con un neto calculado en más de 20.000 millones de dólares (unos 16.860 millones euros), según Forbes, y fue el hombre que convirtió al conglomerado en un ente multinacional con el gigante tecnológico Samsung Electronics al frente.

Fue el responsable de que su empresa pasara de ser un negocio local en la República de Corea a ser uno de los líderes mundiales en tecnología y un socio olímpico mundial.

Cargo

Hijo del fundador de Samsung, Lee Byung-chull, Lee se unió al grupo en 1968 como director ejecutivo de Joong-Ang Daily News y Tongyang Broadcasting Corporation, después de completar una licenciatura en economía en la Universidad Waseda de Tokio, Japón, y un MBA en la Universidad George Washington de los Estados Unidos. Pasó a ocupar el cargo de Vicepresidente del Grupo Samsung en 1978.

También ocupó varios cargos importantes en la República de Corea, como el de vicepresidente de la Federación de Industrias Coreanas (desde 1987), vicepresidente del Comité Económico Corea-Japón (desde 1981), miembro del Consejo de Sabios Corea-Estados Unidos (desde 1991), director de la Asociación de Jóvenes Coreanos (desde 1982) y vicepresidente de la Reunión de Ex alumnos Coreanos de la Universidad Waseda (desde 1997).

Un año después del ascenso de Lee al cargo de presidente, Samsung comenzó su legado con los Juegos Olímpicos como patrocinador local en Seúl 1988. Con los de Invierno de Nagano 1998, la asociación se elevó al nivel mundial.

A partir de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018, Samsung amplió su categoría de asociación olímpica, pasando de la comunicación inalámbrica a incluir el equipo de computación, con lo que aumentó su compromiso con el Movimiento Olímpico.

Lee practicó la lucha libre como su deporte preferido y fue presidente y luego presidente Honorario de la Federación Coreana de Lucha aficionada desde 1982 a 1997. En este cargo, también fue miembro del Comité Olímpico de Corea, del que posteriormente pasó a ser vicepresidente (1993-1996) y luego presidente honorario.

Recibió varios premios nacionales de atletismo, la Orden Olímpica (1991), la Legión de Honor de la República Francesa (2004) y el "Premio Van Fleet" de la Sociedad Coreana en Nueva York (2006).

A raíz de su fallecimiento se espera que su hijo Lee Jae-yong pase a adoptar de manera oficial el cargo de presidente del grupo y de Samsung Electronics.

Lee Jae-yong encara actualmente dos juicios por supuestas prácticas corruptas, incluyendo su participación en la llamada trama de la "Rasputina" surcoreana, que motivó la destitución en 2017 de la entonces presidenta surcoreana, Park Geun-hye, condenada a 32 años de cárcel.

La Prensa