Delta, de categoría 2, toca tierra en el suroeste de Luisiana  

El ciclón, el cuarto que toca Luisiana en la actual temporada de huracanes, llegó con vientos máximos sostenidos de 100 millas por hora.

WELSH, LOUISIANA - OCTOBER 10: A resident cleans her porch above flood waters from Hurricane Delta along a section of her street on October 10, 2020 in Welsh, Louisiana. Hurricane Delta made landfall as a Category 2 storm in Louisiana October 9 initially leaving some 300,000 customers without power. Mario Tama/Getty Images/AFP /

Miami, Estados Unidos.

El huracán Delta tocó tierra este viernes en Luisiana (EE.UU.), estado que apenas se recupera del ciclón Laura y que ha enfrentado durante la jornada de hoy una marejada ciclónica, ahora acompañada de fuertes vientos, lluvias, inundaciones y apagones.

El ciclón, el cuarto que toca Luisiana en la actual temporada de huracanes, llegó con vientos máximos sostenidos de 100 millas por hora (155 km/h), como categoría 2 en la escala Saffir-Simpson de un total de 5, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EEUU.

Tras la llegada de Delta por los menos 192.00 clientes estaban sin servicio de energía en Luisiana, y unos 88.000 en Texas, según el portal especializado PowerOutage.com.

Además lea: ¡Prepárense para lo peor! Luisiana se alista para el impacto del huracán Delta

Además, un medidor de nivel de agua del Servicio Meteorológico Nacional en Freshwater Canal Locks (Luisiana) reportó que en el área había una inundación por marejada ciclónica de hasta 2,5 metros (más de 8 pies), según el NHC.

El huracán, el número 25 en esta extraordinariamente activa temporada en la cuenca atlántica, alcanzó la comunidad de Creole, a unos 15 kilómetros (10 millas) al este de Cameron, en las costas de este sureño estado, sobre las 23.00 horas GMT, informó el centro meteorológico.

Según el portal Accuweather, se trata de la primera vez en la historia que un huracán con nombre de letra del alfabeto griego -se usan cuando se acaba la lista de nombres anual- toca tierra en territorio estadounidense.

- Al caído caerle -

El ciclón, que tocó tierra a solo unos 5 kilómetros (13 millas) de donde el huracán Laura lo hizo hace más de un mes, se desplaza a 22 kilómetros por hora (14 millas).

Delta se convierte en el cuarto huracán que impacta este estado en lo que va de la actual temporada, tras recibir a las tormentas tropicales Cristóbal y Marco, y en agosto al potente huracán Laura, de categoría 4, y cuyos destrozos aún son visibles.

El área de influencia de Delta incluye algunas de las mismas zonas que fueron devastadas por el huracán Laura y el peor impacto será entre Intracoastal City y Cameron, ambas ciudades de Luisiana, según el NHC.

Unos 2.500 miembros de la Guardia Nacional han sido desplegados para ayudar a responder ante los estragos que pueda causar Delta.

El huracán, que no tuvo mucho tiempo para debilitarse antes de tocar tierra, amenaza también con vientos e inundaciones zonas de los estados de Texas y Misisipi.

- De México a Luisiana -

Delta llegó a Estados Unidos después de azotar el miércoles pasado a México como un huracán de categoría 2 justo al sur de la ciudad turística de Cancún, dejando sin el servicio eléctrico a un cuarto de millón de clientes.

"Prepárense para lo peor y recen para lo mejor, y sean buenos vecinos", pidió hoy el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards.

El mandatario informó en la tarde a la prensa que unas 9.500 personas ya se hallan en refugios a lo largo del estado, aunque bajo los protocolos de distancia social y mascarillas que impone la pandemia de la COVID-19.

Luisiana todavía lidia con la reconstrucción de viviendas y edificios que el pasado 27 de agosto resultaron azotados por Laura.

Delta llega cuando al menos 6.300 personas todavía se mantienen en albergues y hoteles como consecuencia de Laura.

El gobernador de Luisiana dio a conocer que mantienen un acuerdo con 40 hoteles para poder albergar a los que se hallen bajo orden de evacuación.

La pandemia del coronavirus, que en este estado ha propiciado un total de 170.878 casos y un "preocupante aumento de las hospitalizaciones, obliga a las autoridades a implementar medidas especiales, a raíz de las cuales el "mega albergue" de Alexandria, con capacidad para unas miles de personas, haya visto alcanzada su capacidad con solo 800.

El gobernador dijo que, de acuerdo a lo planificado, las personas no estarán más de 24 horas en albergues. Quienes mañana sábado estén en condiciones de retornar a su casa lo harán y los que no, podrán alojarse en hoteles.

John Bell Edwards no anticipa que se agote la capacidad para albergar personas, pero se mantendrán vigilantes a los daños que pueda ocasionar Delta.

La actual temporada de ciclónica ha superado a la de 2005, inolvidable para este estado sureño pues fue cuando Katrina devastó Nueva Orleans y su periferia.

El NHC prevé un desplazamiento de Delta a través del centro y el noreste de Luisina esta noche y el sábado por la mañana, y después a través del norte de Misisipi en el Valle de Tennessee.

Luisiana, que desde el martes se halla en estado de emergencia, enfrenta también posibles tornados debido a Delta, que se prevé se debilitará a tormenta la mañana del sábado.

La Prensa