Joe Biden le saca 20 puntos a Trump en Miami-Dade

Encuesta muestra que el candidato demócrata suma un 12% entre votantes cubanos y resta margen a Trump.

Joe Biden habla en un evento en el gimnasio José Martí durante el acto de campaña en Miami, Florida.
Joe Biden habla en un evento en el gimnasio José Martí durante el acto de campaña en Miami, Florida.

Miami, Estados Unidos.

El candidato demócrata a la Presidencia de EE UU, Joe Biden, se mantiene como claro favorito en el condado de Miami-Dade, el más poblado de la disputada Florida, y avanza entre los votantes hispanos, salvo entre los de origen cubano, donde, sin embargo, acorta distancias, de acuerdo con una encuesta difundida ayer.

El que fuera vicepresidente con Barack Obama (2009-2017), que ayer visitó Miami por primera vez en esta campaña, acumula un 57% de intención de voto entre el electorado de este condado, donde la victoria es vital para hacerse con el estado.

El presidente y aspirante a la reelección, el republicano Donald Trump, registra un 37%, según muestra un sondeo de Bendixen & Amandi International y el diario Miami Herald.

La encuesta hecha entre el 1 y el 4 de octubre, es decir, tras el primer debate presidencial y un día después de conocerse que Trump contrajo el coronavirus, muestra además a Biden ganando terreno entre los votantes hispanos, que en un 49% tienen intención de votar por él, frente al 43% que lo hará por el presidente, cuando el mismo sondeo hecho hace un mes los mostraba a ambos casi empatados entre los latinos. No es el caso de los votantes de origen cubano, donde el republicano tiene un 61% de apoyo y Biden un 35%, según la encuesta hecha a 600 votantes y con un margen de error de 4 puntos porcentuales.

No obstante, en este apartado, el demócrata ve a Trump perder terreno respecto a septiembre, cuando la misma encuesta mostraba al presidente con un 68% de la intención de voto y 38 puntos de ventaja sobre su oponente, una ventaja que en octubre se ha reducido en 12 puntos porcentuales.

En su visita por Miami, Joe Biden dijo ayer en la Pequeña Habana de Miami que la política de Donald Trump hacia Cuba “no está funcionando” y calificó de “inconcebible” la deportación de miles de cubanos a un país bajo una “dictadura”.

Recalcó que él tiene un historial de apoyar la democracia y los derechos humanos y que ha luchado contra “dictadores de derecha y de izquierda”.

La Prensa