Las embarazadas con Covid-19, en riesgo de necesitar cuidados intensivos

Una investigación señala que las embarazadas pueden dar a luz antes de tiempo si están contagiadas con coronavirus.

Londres.

Las embarazadas hospitalizadas con la COVID-19 no suelen tener síntomas, pero parecen tener un mayor riesgo de necesitar atención médica intensiva que las no embarazadas y de la misma edad, según un estudio divulgado este martes.

La investigación, publicada en la revista British Medical Journal (BMJ, en inglés), señala que estas embarazadas con coronavirus pueden dar a luz antes de tiempo y hay más posibilidades que los recién nacidos tengan que ser ingresados en la unidad neonatal.

Tener sobrepeso y problemas médicos preexistentes, como hipertensión y diabetes, parecen incrementar el riesgo de una reacción grave de la COVID-19, de acuerdo con este estudio, que ha estado a cargo de un equipo internacional de investigadores, entre ellos de la Universidad inglesa de Birmingham.



Estos expertos hicieron una serie de análisis y evaluaron 77 estudios que registraron las características clínicas de l1.432 mujeres embarazadas (como rayos X) y los factores de riesgo.

Según sus estudios, en comparación con mujeres no embarazadas de la misma edad, los expertos observaron que las embarazadas con COVID-19 tenían menos posibilidades de registrar síntomas como fiebre y dolores musculares (mialgia), pero más posibilidades de necesitar atención intensiva y asistencia con respirador.

Los factores de riesgo asociados con una grave reacción de la COVID-19 aumentaban con la edad, un alto índice de masa corporal, tensión alta crónica y diabetes, añade el artículo.



También tenían posibilidad de dar a luz antes de tiempo que aquellas sin haber dado positivo en coronavirus.

Una cuarta parte de todos los bebés nacidos de madres con COVID-19 han sido admitidos a la unidad neonatal, si bien el nivel de fallecidos de los pequeños ha sido muy bajo.

Los investigadores advierten, no obstante, de que sus análisis pueden tener algunas limitaciones que pueden afectar a sus resultados, como la definición de los síntomas, y hacen hincapié en la necesidad de que las embarazadas con problemas de salud pre-existentes sean incluidas en el grupo de riesgo de la COVID-19.

La Prensa