2020 aún no termina: Temporada de huracanes será peor de lo previsto (NOAA)

La temporada de huracanes atlántica será más fuerte y con récord de 25 tormentas, advierten meteorólogos.

Isaías azota Canadá tras dejar seis muertos en la costa este de EEUU./AFP.
Isaías azota Canadá tras dejar seis muertos en la costa este de EEUU./AFP.

Florida, Estados Unidos.

La temporada de huracanes del Atlántico será una de las más activas que se hayan pronosticado, informaron meteorólogos estadounidenses este jueves, cuando elevaron a hasta 25 la cantidad de tormentas tropicales con nombre que prevén este año.

Debido a las actuales condiciones oceánicas y atmosféricas, "este año esperamos tormentas más fuertes y duraderas que el promedio", dijo Gerry Bell, meteorólogo del centro de predicciones de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), en un comunicado.

Los meteorólogos prevén que 2020 verá la formación de entre 19 y 25 tormentas con nombre, de las cuales entre siete y 11 ganarán fuerza de huracán. Tres a seis de ellas serán huracanes de gran intensidad (de categorías 3, 4 o 5), con vientos de más de 178 Km/hora.

En la previsión difundida en mayo y que fue actualizada este jueves, la NOAA calculaba que habría 13-19 tormentas, de las cuales de seis a diez se volverían huracán.

Es uno de los pronósticos más activos que esta oficina con sede en Miami haya producido en los 22 años que lleva prediciendo huracanes, añadió el comunicado.

La predicción incluye las nueve tormentas -y dos huracanes- que ya se han formado hasta ahora, en un año "extremadamente activo" del cual los residentes del Caribe y del sur de Estados Unidos ya han tomado nota.

Normalmente, para agosto sólo se han formado un par de tormentas con nombre, mientras la novena no aparece sino hasta principios de octubre. Una temporada promedio produce 12 tormentas con nombre.

Vea: EEUU retira su alerta de viaje global por pandemia

Pero Isaías, la novena tormenta tropical de este año, acaba de azotar el Caribe y dejar cinco muertos en el sureste de Estados Unidos, mientras se convertía esporádicamente en huracán de categoría 1.

Y, a fines de julio, apenas unos días antes de Isaías, el huracán Hannah de categoría 1 se formaba en el Golfo de México y azotaba el estado estadounidense de Texas, aunque sin provocar daños graves.

La Prensa