Un sismo de magnitud 3.1 se percibe en la zona más oriental de Cuba

Alrededor del 70% de los sismos se reportan en la falla de Oriente.

El temblor de tierra -el número 22 perceptible en lo que va de este año- ocurrió en la noche de ayer martes, su epicentro se ubicó a 32 kilómetros al suroeste de Caimanera, en la provincia de Guantánamo, y también se sintió en dos municipios de su vecina Santiago de Cuba.
El temblor de tierra -el número 22 perceptible en lo que va de este año- ocurrió en la noche de ayer martes, su epicentro se ubicó a 32 kilómetros al suroeste de Caimanera, en la provincia de Guantánamo, y también se sintió en dos municipios de su vecina Santiago de Cuba. /

La Habana, Cuba.

Un sismo de magnitud 3.1 en la escala abierta de Richter fue percibido por los residentes en la localidad de Caimanera, en la zona más oriental de Cuba, sin provocar víctimas ni daños, según informó este miércoles el Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas.

El temblor de tierra -el número 22 perceptible en lo que va de este año- ocurrió en la noche de ayer martes, su epicentro se ubicó a 32 kilómetros al suroeste de Caimanera, en la provincia de Guantánamo, y también se sintió en dos municipios de su vecina Santiago de Cuba.

La región oriental de la isla concentra con mayor frecuencia los movimientos telúricos, aunque los sismólogos locales han advertido de que pueden ocurrir en cualquier zona del país caribeño.

LEA: Un tribunal japonés reconoce nuevas víctimas de la bomba de Hiroshima

Alrededor del 70 % de los sismos se reportan en la falla de Oriente, ubicada a lo largo de la costa sureste de Cuba, donde en 2018 se registraron 15 movimientos perceptibles.

En mayo pasado un "enjambre" de 21 temblores - la mayoría imperceptibles- estremeció en un mismo día al este cubano tras la activación de un segmento de la falla Oriente, según especialistas.

Cuba está ubicada en un punto geográfico en el que confluyen diferentes sistemas de fallas tectónicas con una importante actividad sísmica.

El primer temblor de 2020 fue reportado el 23 de enero en Caimanera, con 4,2 grados, y cinco días después el fuerte terremoto de 7.7 con epicentro en el Mar Caribe sacudió la isla de oriente a occidente.

Otro terremoto de 6 grados sacudió a mediados de abril pasado varios municipios de la occidental Pinar del Río. El resto de los temblores perceptibles de este año no han superado los 4 grados y ninguno ha causado víctimas ni daños graves.

La Prensa