Coronavirus causa crisis sin precedentes al sector turismo en Costa Rica

Costa Rica, que hasta este martes contabiliza 50 contagiados, decretó el pasado lunes estado de emergencia ante el COVID-19.

Ciudadanos son vistos usando tapabocas, este martes, en San José, Costa Rica. EFE/ Jeffrey Arguedas<br/>
Ciudadanos son vistos usando tapabocas, este martes, en San José, Costa Rica. EFE/ Jeffrey Arguedas
/

San José.

El sector turístico de Costa Rica informó este martes que se encuentra frente a una crisis sin precedentes en plena temporada alta, debido a los cierres de fronteras y prohibición de ingreso a extranjeros decretados por el Gobierno como media ante el coronavirus COVID-19.

La Cámara Nacional de Turismo expresó en un reporte que estima que la generación de divisas será nula ante una visitación del 0 % en el país, lo que desde ya ha provocado el cierre de algunos negocios y prevé nuevos cierres, con el consecuente despido masivo de trabajadores.

El presidente de Cámara, Rubén Acón, afirmó que la industria es consciente de la necesidad de las medidas sanitarias, pero que eso significará ingresos en cero, lo que hace imposible mantener la operación de los negocios.

LEA: Uruguay confirma 50 casos por coronavirus; cerrará centros comerciales

"Pasamos de una temporada alta a una temporada nula, ingreso cero, y no sabemos cuánto va durar esto y ni cómo se puede reactivar. Es un panorama que no podemos prever, porque influyen muchos factores, desde las líneas aéreas, hasta la situación de los otros países. Es una afectación que es incalculable, si lo vemos por mes, si estimamos que la llave va a estar cerrada 3 meses la afectación puede ser de entre 1.000 y 2.000 millones de dólares", destacó Acón a EFE.

El turismo, que es uno de los principales motores de la economía y del desarrollo de Costa Rica, emplea a más de 210.000 personas de forma directa y unas 600.000 indirectamente. El año pasado generó más de 4.000 millones de dólares por concepto de divisas, lo que representa el 8 % del Producto Interno Bruto.

"Esto es una situación inédita, no estamos acostumbrados y mucho menos tenemos claridad en cómo se vayan a desarrollar las cosas, eso plantea escenario de sobrevivencia del sector (...) Lo que estamos planteándole al Gobierno son medidas que permitan evitar despidos masivos para la que la afectación sea menor posible", dijo Acón.

Costa Rica, que hasta este martes contabiliza 50 contagiados, decretó el pasado lunes estado de emergencia ante el COVID-19, por lo cual, a partir de la medianoche del 18 de marzo y hasta el 12 de abril, los aeropuertos internacionales solamente permitirán el ingreso al país de ciudadanos costarricenses o residentes.

Los pasajeros en tránsito podrán continuar con su viaje a los países de destino, siempre y cuando la aerolínea garantice que cuentan con un vuelo de conexión.

Además, a partir del próximo lunes 23 de marzo y hasta el próximo 13 de abril, todos los Parques Nacionales del país estarán cerrados para la visitación como parte de las medidas preventivas.

En acatamiento al decreto de emergencia, desde este martes y hasta el 30 de abril ha suspendido en su totalidad la llegada de cruceros. En total se trata de 14 navieras previstas para esas fechas.

Por lo tanto, el sector turístico ha solicitado al Gobierno costarricense tomar medidas de apoyo tributarias, financieras, laborales y realizar acciones extraordinarias, además pidieron tomar consciencia sobre el nivel de afectación que representa esta decisión.

La directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Ecoturismo, Dayana Hernández, expresó en un comunicado que “cerrar fronteras a extranjeros, cerrar los parques nacionales, son sin duda, disposiciones que afectan directamente nuestro sector".

"Sin embargo, hay que comprender que la situación actual lo amerita y que estas medidas tomadas de manera responsable, apoyan la sostenibilidad de nuestro país como destino turístico responsable”, expresó.

El sector turístico indicó que tomando en cuenta un escenario optimista se podría prever una afectación de 6 meses, pero también habría que valorar cuanto meses va a tomar la reactivación a nivel mundial. EFE

La Prensa