Trump opaca a demócratas en New Hampshire previo a comicios

New Hampshire es el segundo estado en votar en las primarias demócratas tras el desastre de los caucus en Iowa.

Trump roba el protagonismo a candidatos demócratas en New Hampshire previo a las votaciones de mañana./AFP.
Trump roba el protagonismo a candidatos demócratas en New Hampshire previo a las votaciones de mañana./AFP.

New Hampshire, Estados Unidos.

El tono subía entre los dos favoritos para la primaria de New Hampshire en Estados Unidos este lunes, en la víspera de una votación que se proyecta como crucial para la nominación, con fuertes intercambios de críticas entre el senador Bernie Sanders y el exalcalde Pete Buttigieg.

Por 24 horas, este estado de la costa este va a estar en el centro del debate político ya que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tiene programado un mitin en la noche del martes en Manchester con la promesa de congregar a "multitudes"

"Quiero sacudir un poquito a los demócratas", dijo en Twitter.

Para los candidatos demócratas esta votación se perfila como decisiva en la carrera hacia la Casa Blanca, especialmente para el exvicepresidente Joe Biden y la senadora por Massachusetts Elizabeth Warren cuyas campañas están de capa caída y aparecen rezagados en las encuestas.

El favorito para esta votación es Sanders, un aspirante de 78 años que hace cuatro ganó esta primaria frente a Hillary Clinton. Según un sondeo de la Universidad de Suffolk, el senador marca un 27% en las encuestas seguido por Buttigieg con 19%.



"Creo que tenemos una excelente oportunidad de ganar", aseguró Sanders.

Con el avance de las primarias, la amabilidad que regía entre los contendientes comenzó a disiparse.

"Estoy compitiendo contra un candidato, Pete Buttigieg, entre otros, que ha recibido contribuciones de más de 40 multimillonarios", dijo Sanders.

"Nuestro apoyo viene de la clase trabajadora de este país", señaló con respecto a su estrategia de recolectar pequeñas cantidades de donantes individuales, con las cuales sumó 25 millones de dólares el mes pasado.

Buttigieg, de 38 años, fue proclamado el domingo como ganador del "caucus" de Iowa, pero la serie de problemas que marcaron las votaciones opacaron su estrecha victoria frente a Sanders.

En respuesta al ataque de Sanders, Buttigieg replicó con humor y dijo: "Bueno, Bernie es bastante rico y yo aceptaría con gusto dinero de él".

La historia reciente muestra que es casi imposible para un demócrata lograr la nominación sin lograr los primeros puestos en Iowa o en New Hampshire.

Sanders, el socialista

Buttigieg y Biden comparten un discurso que plantea que el hecho de que Sanders se defina como socialista hace que sea más difícil para él vencer a Trump.

Sanders se posiciona a la izquierda del espectro político en Estados Unidos, por su defensa de un sistema de salud público y su lucha contra el cambio climático, lo que hace que Trump lo critique y lo descalifique por ser "comunista".

Buttigieg dijo que iba a ser "mucho más difícil" para el partido ganar si Sanders es el candidato y Biden estimó que con una victoria del senador, derrotar a Trump en las elecciones de noviembre sería "increíblemente más complicado".

Pero Sanders desestima las críticas señalando a su entusiasta base de jóvenes y su apoyo entre las minorías.

Vea: Trump dice que coronavirus desaparecerá por el calor

En tanto, la campaña del exvicepresidente Joe Biden se vio sacudida por un incidente el domingo en el que una votante le preguntó por sus débiles resultados en Iowa y él respondió ofuscado, para después decir que se trataba de una broma.

El incidente replicado en las redes sociales se produjo cuando el exvicepresidente le preguntó a la mujer si había asistido algunas vez a un "caucus" y ella asintió.

"No, eres una mentirosa", dijo y luego utilizó una frase que su campaña aseguró que estaba inspirada en una vieja película de John Wayne, cerrando una semana calamitosa para el favorito en la contienda.

La Prensa