Exobispo argentino acusado de abusos viajará del Vaticano a Argentina

El portavoz del exobispo argumenta que "era falso que se dictara orden de arresto internacional" contra Zanchetta.

 El exobispo Gustavo Zanchetta llega al aeropuerto Martin Miguel de Guemes de Salta, para viajar a la ciudad de Oran y presentarse a la justicia. La Fiscalía de Salta (noroeste de Argentina) informó de que se había solicitado la captura internacional del exobispo argentino, después de que se trasladase al Vaticano y no respondiera a los intentos de la Justicia del país por contactarle. EFE/ Jan Touzeau
El exobispo Gustavo Zanchetta llega al aeropuerto Martin Miguel de Guemes de Salta, para viajar a la ciudad de Oran y presentarse a la justicia. La Fiscalía de Salta (noroeste de Argentina) informó de que se había solicitado la captura internacional del exobispo argentino, después de que se trasladase al Vaticano y no respondiera a los intentos de la Justicia del país por contactarle. EFE/ Jan Touzeau

Roma.

El exobispo argentino Gustavo Oscar Zanchetta, acusado de abusos sexuales y trasladado al Vaticano a finales de 2017, saldrá de Roma el próximo 25 de noviembre para llegar al país al día siguiente.

Así lo informó hoy su abogado canónico y portavoz Javier Belda Iniesta en un comunicado, en el que especificó que "Zanchetta viajará el lunes 25 de noviembre en la tarde, aterrizando en el aeropuerto de Salta la mañana del 26 de noviembre".

La Fiscalía de Salta (noroeste de Argentina) informó el miércoles de que se había solicitado la captura internacional del exobispo argentino, después de que se trasladase al Vaticano y no respondiera a los intentos de la Justicia del país por contactarle.

Belda Iniesta explica en la nota enviada a los medios que Zanchetta "no se encuentra en paradero desconocido ni refugiado en ningún sitio, ni huido de la justicia", sino "en la residencia indicada a las autoridades judiciales cuando fue convocado por estas".

Apunta a que el exobispo argentino "no ha querido hasta ahora hacer manifestaciones públicas" para respetar el proceso judicial y que se esclarezca "lo antes posible la situación en la que se encuentra".

LEA: ONU: hay que quintuplicar reducción emisiones para evitar un clima destructivo

El portavoz del exobispo argumenta que "era falso que se dictara orden de arresto internacional" contra Zanchetta, tal y como sostuvo la Fiscalía argentina, y recuerda que la jueza del caso, Toledo Zamora, dictó el 21 de noviembre que no era "el momento procesal para valorar semejante petición, al no darse los elementos de necesidad requeridos para ello", y que se debía "esperar a considerarla (no a concederla) a la fecha de citación ante el tribunal".

El comunicado deja claro que "el defensor secular en la causa penal de Zanchetta se encuentra en constante comunicación con las autoridades judiciales" e indica que "nunca le han manifestado inquietud alguna ante la actitud procesal" del exobispo argentino.

Finalmente, Zanchetta declara su inocencia y manifiesta su voluntad de colaborar con la Justicia.

El religioso fue obispo de la diócesis salteña de Nueva Orán entre 2013 y 2017, hasta que presentó su renuncia.

Abandonó Argentina y se asentó en España hasta que fue nombrado por su "capacidad para la gestión administrativa" como asesor del ente para la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica, que gestiona los bienes y propiedades de la Curia Romana.

El papa Francisco afirmó en mayo en una entrevista concedida a la cadena mexicana Televisa que Zanchetta ya está siendo juzgado en el Vaticano por parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe. EFE