Más noticias

Guatemala: cancelan el partido que llevó al poder a Jimmy Morales

Prohibido usar el nombre y el emblema de la formación política durante 10 años.

Política. La corrupción salpica al partido de gobierno, el Frente de Convergencia Nacional. EFE
Política. La corrupción salpica al partido de gobierno, el Frente de Convergencia Nacional. EFE

Guatemala.

El Registro de Ciudadanos anunció ayer la cancelación del partido oficial de Guatemala, Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), por financiación electoral irregular, aunque cabe recurso de apelación.

La entidad electoral, en su fecha del 4 de noviembre, declara “la cancelación de la personalidad jurídica del partido político” FCN-Nación por “la infracción a las normas que regulan el financiamiento de las organizaciones políticas de sus actividades permanentes y de campaña”.

Además, ordena al departamento de organizaciones políticas “hacer las anotaciones correspondientes al estar firme la presente resolución”, contra la que el partido puede presentar un recurso de apelación durante tres días desde el miércoles.

En caso de presentar esta acción contra este fallo, que también establece la prohibición de usar el nombre y el emblema de la formación política durante 10 años, el recurso se elevará al pleno de magistrados del Tribunal Supremo Electoral. Al quedar firme, los diputados electos por este partido para la legislatura 2020-2024 (que asumirán el cargo el 14 de enero) quedarán “sin partido”.

LEA: Los demócratas se anotan una victoria en su investigación contra Trump

En junio, el Tribunal Supremo Electoral ordenó comenzar el proceso de cancelación de este partido, que llevó a la Presidencia en 2015 a Jimmy Morales, días después de que un juzgado procesara a cinco grandes empresarios, sindicados de “coordinar, financiar, implementar y ejecutar el mecanismo de aportación anónima de recursos económicos” al partido.

Según la investigación, los pagos anónimos de los empresarios, unos 2 millones de dólares, fueron recibidos, administrados y distribuidos a través de la entidad Novaservicios, Sociedad Anónima, y consecuentemente no fueron registrados en la contabilidad del partido político.

Por el mismo caso del partido oficial, además de los cinco grandes empresarios, fueron procesados el 3 de mayo los empresarios Luis Rodrigo Arenas Echeverría y José Andrés Botrán Briz, sindicados de coordinar y ejecutar de forma anónima aportes y pagos al partido en la campaña de 2015.

Además, la exfiscal general Thelma Aldana pronunció en la última conferencia de prensa previo a dejar el cargo el 16 de mayo que existían “elementos suficientes” para presentar una nueva solicitud de antejuicio (desafuero) al presidente Morales, pero que esa sería tarea de su sucesora, María Consuelo Porras, quien luego dijo que no descartaría el antejuicio “de haber pruebas suficientes”.