Más noticias

Rusia traslada a Asia su temor por planes de despliegue de misiles de EEUU

Putin destacó que los misiles que planea emplazar EEUU en Corea del Sur y Japón "probablemente, tendrán a su alcance una parte importante de territorio ruso".

El presidente ruso, Vladimir Putin. Foto: AFP
El presidente ruso, Vladimir Putin. Foto: AFP

Moscú, Rusia.

El presidente ruso, Vladímir Putin, trasladó hoy a líderes asiáticos su inquietud por los planes de EEUU de desplegar misiles en Corea del Sur y Japón, una cuestión que puede dificultar la firma de un tratado de paz con Tokio para resolver la disputa territorial en torno a las islas Kuriles, advirtió.

"El hecho de que el jefe del Pentágono anunciara que EEUU pretende desplegarlos en Japón y en Corea del Sur no nos hace felices, nos inquieta y nos causa ciertas preocupaciones", señaló Putin durante la sesión plenaria en el Foro Económico Oriental, en la que estuvo acompañado por cuatro mandatarios asiáticos.

El secretario de Defensa de EEUU, Mark Esper, dijo un día después del fin del tratado de eliminación de misiles de corto y medio alcance (INF) suscrito por la URSS y EEUU en 1987 pero que Washington y Moscú abandonaron en medio de acusaciones mutuas, que estaba a favor de emplazar misiles a Asia en un plazo de "meses".

Lea más: Huracán Juliette se debilita a categoría 1 en el Pacífico sin afectar México

Putin destacó que los misiles que planea emplazar EEUU en Corea del Sur y Japón "probablemente, tendrán a su alcance una parte importante de territorio ruso, incluido el Lejano Oriente", donde hay -dijo- dos bases militares "muy grandes": la de la flota del Pacífico en Vladivostok y la de submarinos atómicos en la península de Kamchatka.

"Esto es un asunto serio y, sin duda, no podemos no prestarle atención, y también será un factor en nuestras negociaciones con Japón y Corea del Sur", insistió Putin ante la atenta mirada del primer ministro nipón, Shinzo Abe, y los mandatarios de la India, Narendra Modi; de Malasia, Mahathir Mohamad, y de Mongolia, Battulga Khaltmaa.

El primer ministro japonés respondió a Putin que EEUU no ha propuesto a Tokio el despliegue de misiles de corto o medio alcance tras el fin del primer tratado de desarme nuclear de la Guerra Fría.

Lea más: Mark Zuckerberg: "A partir de hoy, estamos lanzando citas de Facebook"

"Dicha propuesta de EEUU no se ha producido", zanjó Abe, quien además subrayó que, desde el punto de vista técnico, es "imposible" lanzar misiles de crucero estadounidenses Tomahawk.

"Quiero que esto quede claro. Lo que ahora hay emplazado en Japón pertenece a Japón", señaló, a diferencia de lo que ocurre en Corea del Sur y Polonia con el sistema de defensa antimisiles.

Putin dejó claro a Abe que los compromisos militares de Japón con EEUU complican la firma de un tratado de paz para resolver el conflicto sobre las islas Kuriles -denominadas Territorios del Norte por Japón-, pendiente desde la Segunda Guerra Mundial.

Lea más: Hermano de Boris Johnson dimite del gobierno y el parlamento

Cuatro ínsulas de ese archipiélago, integrado por 56 islas e islotes, fueron ocupadas por Rusia durante la Segunda Guerra Mundial y están administrados por Moscú desde finales del conflicto en 1945.

El mandatario ruso se comprometió a resolver la disputa junto con Abe, quien le instó a avanzar ya en esta "misión histórica", pero a la vez le frenó los pies.

"Vladímir, unamos nuestras fuerzas para correr, correr y correr hasta que alcancemos la meta, ¿quieres? Asumamos ambos la responsabilidad para con la historia", recalcó Abe.

Lea más: Asesinan a un hondureño en Tapachula, México

Putin le respondió que se trata de una cuestión con muchos "componentes e ingredientes", algunos de los cuales "van más allá de las relaciones bilaterales".

"Hay asuntos de defensa, de seguridad. Tenemos que tener en cuenta la postura de terceros países, así como las obligaciones de Japón con terceros países, como EEUU", dijo.

Recalcó que "las palabras amables están bien, pero si se acompañan con un (revólver) Smith & Wesson es mejor", parafraseando una frase atribuida a Al Capone, en alusión a la presencia militar estadounidense en Japón.

Además, volvió a insistir en que para cualquier resolución de la disputa debe servir de base la declaración de 1956 suscrita entre la Unión Soviética y Japón.

Tokio reclama la devolución de las islas Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai y confía en recuperar al menos la soberanía de dos de ellas, opción definida en la Declaración Unión Soviética-Japón de 1956, según el Gobierno de Abe.

Moscú, por su parte, alega que dicho texto contempla primero la firma del tratado de paz antes de abordar la devolución de dos de las islas más pequeñas, Shikotan y Habomai, y que la declaración no dice en qué condiciones ni bajo qué soberanía quedarían éstas.