Indonesia busca otra capital porque a Yakarta se la “come” el mar

Pronostican que para el año 2050 gran parte esta ciudad podría acabar bajo el agua.

El anuncio de la nueva capital se produce mientras crecen las inquietudes sobre Yakarta, que se hunde bajo las aguas, en parte por el nivel del mar en pleno ascenso. AFP
El anuncio de la nueva capital se produce mientras crecen las inquietudes sobre Yakarta, que se hunde bajo las aguas, en parte por el nivel del mar en pleno ascenso. AFP

Redacción.

El Gobierno de Indonesia comenzará a construir su nueva capital política a finales de 2020 en la parte oriental de la isla de Borneo, porque la megalópolis Yakarta está amenazada por las aguas y el suelo se deshace por el peso de los edificios. También para huir de la congestión vial y la superpoblación, anunció el presidente indonesio, Joko Widodo.

La nueva capital alojará inicialmente a un millón y medio de residentes y costará cerca de 466 billones de rupias (32,650 millones de dólares), y se espera que el traslado pueda iniciarse en 2024, cuando termine la legislatura actual del presidente.

Widodo, conocido popularmente como Jokowi, anunció que se trasladará la capital de Yakarta a una zona entre los municipios de Kutai Kartanegara y Penajam Paser Utara, en el este de la isla de Borneo.

cr-yakarta1-010919(800x600)
Un niño en el borde de la gran barrera construida para proteger la ciudad.

Añadió que la elección de la nueva ubicación entre los dos municipios se debe a que es un zona de “mínimo riesgo” de desastres como tsunamis, terremotos o volcanes que azotan con frecuencia otras islas del archipiélago, y a su cercanía con la capital provincial, Balikpapan.

La localización entre las ciudades de Samarinda y Balikpapan, conectadas por una autovía de unos 90 kilómetros, y su conexión con el puerto y aeropuerto de la capital provincial también fueron determinantes a la hora de designarla por delante de otras candidatas, según Jokowi.

Widodo apuntó en un discurso televisado que la decisión se debe al excesivo peso que Yakarta, situada en la isla de Java, tiene en la nación en su conjunto, al ser el centro económico, empresarial, comercial y administrativo, y a los problemas de superpoblación y contaminación de la actual capital.

-Adiós a Yakarta-

El anuncio de la nueva capital se produce mientras crecen las inquietudes sobre Yakarta, que se hunde bajo las aguas, en parte por el nivel del mar en pleno ascenso.

Yace sobre tierras pantanosas, acariciada por el mar de Java y 13 ríos la atraviesan. Así que no sorprende que las inundaciones sean frecuentes en Yakarta.

Al ritmo actual, un tercio de la ciudad podría desmoronarse y acabar bajo las aguas para 2050, según expertos medioambientales. Pero aunque deje de ser la capital de Indonesia, gran parte de sus 10 millones de habitantes -30 millones con las zonas aledañas- están condenados a permanecer en la megalópolis.

El peso de la isla de Java es excesivo, con 150 millones de personas o el 54 % de la población de Indonesia (de 265 millones), y el 58 % del producto interior bruto (PIB) situado en Java”, dijo Widodo.

El ministro de Planificación del Desarrollo Nacional, Bambang Brodjonegoro, apuntó que el proceso de diseño de la ciudad y sus infraestructuras se prolongará hasta finales de 2020, cuando comenzará a construirse la nueva ciudad prácticamente a partir de cero cerca del parque nacional Bukit Soeharto, en una zona sin poblaciones importantes.

JG Yakarta aumento del agua(1024x768)

Brodjonegoro detalló que el 19 % del coste provendrá del presupuesto federal, y el resto de la venta de activos del Gobierno en Yakarta y la inversión de empresas privadas y nacionales.

Cerca de 30 millones de personas viven en la zona metropolitana que forma Yakarta y sus ciudades satélite, una de las capitales más contaminadas del mundo y cuyos atascos han causado perdidas de miles de millones de euros al estado.

Además, las inundaciones suponen un peligro a causa del hundimiento del suelo, causado sobre todo por la extracción del agua subterránea y que afecta especialmente al norte de la capital, donde la media de subsidencia es de entre 15 y 20 centímetros al año.

La idea de reubicar la capital ha sido sopesada por sucesivas administraciones indonesias desde la primera presidencia de Sukarno, que gobernó Indonesia entre 1945 y 1967.

La posibilidad de que Yakarta quede sumergida no es cuestión de risa”, dice Heri Andreas, que ha estudiado la subsidencia de la capital indonesia durante 20 años en el Instituto de Tecnología de Bandung.

Si observamos nuestros modelos, para 2050 un 95% de Yakarta Norte quedará sumergida”, agrega.

Ya está sucediendo. Yakarta Norte se ha hundido 2,5 metros en 10 años y sigue hundiéndose a razón de 25 cm al año en algunas partes, lo que es más del doble del promedio global para megalópolis costeras.

La ciudad completa se está hundiendo a un promedio de 1,15 cm al año y casi la mitad de esta se encuentra bajo nivel del mar.

La Prensa