Más noticias

ICE habilita línea gratuita en español para familiares de inmigrantes arrestados en Mississipi

Agentes migratorios detuvieron a 680 migrantes en fábricas de alimentos en Mississipi.

VER MÁS FOTOS
Los agentes de Migración llegaron hasta las fábricas de alimentos para arrestar a los inmigrantes.
Los agentes de Migración llegaron hasta las fábricas de alimentos para arrestar a los inmigrantes.

Mississipi, Estados Unidos.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) puso a disposición una línea telefónica para los familiares de los detenidos en una megaredada de 680 inmigrantes en Mississipi.

"Una línea directa gratuita las 24 horas está disponible para los familiares de los arrestados en esta operación para responder preguntas sobre su ubicación y estado de detención, y el proceso de expulsión. Esta línea directa opera en inglés y español; el número de teléfono es 1-855-479-0502", escribieron en su cuenta de Twitter.

Agentes de ICE aseguran: "No tenemos conocimiento de algún niño que actualmente se encuentre sin padres como resultado de esta operación".

LEA: Niños dependen de vecinos tras arresto de cientos de inmigrantes en Mississippi

En otro de los tuit se puede leer: "se efectuó la operación de ayer con respeto y dignidad por los demás hombres/mujeres. Los procedimientos de ICE HSI garantizaron que niños/padres fuesen reunidos luego".

Expresan que "en todos los casos, todos los extranjeros ilegales encontrados como parte de esta operación están siendo procesados ​​para ser llevados ante los tribunales federales de inmigración, y para aquellos que ya recibieron el debido proceso y se les ordenó la deportación, procesados ​​para su deportación de los EEUU".

"Tienen que obedecer las normas"

El fiscal afirmó que se trata de la mayor redada en al menos una década y, además, aseguró que es "la acción de las fuerzas del orden más grande en un solo estado de la historia de EE.UU.".

"Somos país de inmigrantes, pero también somos un país de leyes y continuaremos haciéndolas cumplir (...) Damos la bienvenida a la gente de otros países, pero tienen que obedecer nuestras reglas, tienen que venir aquí legalmente. O, si no, entonces no deberían venir", manifestó Hurst.

Los 680 inmigrantes que fueron detenidos pasarán ahora a custodia del Servicio de Inmigración (ICE), que decidirá si los encierra en un centro de detención hasta que sean deportados a sus países de origen o si, por el contrario, los pone en libertad mientras las cortes deciden si pueden quedarse o no en el país.

El agente Jere T. Miles, a cargo de la operación, explicó que los hijos de los inmigrantes detenidos pasarán a la custodia de algún familiar en EEUU. y, en otros casos, los padres serán puestos en libertad para que puedan cuidar de los menores mientras se resuelven sus peticiones de asilo.

"Cada caso será manejado de manera individual, dependiendo de las circunstancias", explicó Miles. Los arrestos se produjeron en el lugar de trabajo de los inmigrantes, entre los que se incluía una planta de procesamiento de pollos de la empresa Peco en la localidad de Bay Springs.