Más noticias

Lo que debe saber sobre las deportaciones exprés en EEUU

El Gobierno de Trump aplicará a partir de hoy las deportaciones rápidas en todo EEUU.

Los inmigrantes que solicitan asilo en EEUU tras ingresar ilegalmente al país se encuentran en la mira de las deportaciones exprés./AFP.

Washington, Estados Unidos.

El Gobierno de Donald Trump refuerza su ofensiva migratoria con una nueva estrategia: la ampliación de las deportaciones exprés, destinadas inicialmente para los inmigrantes detenidos en la frontera, a todo el país.

La medida, que se publicará este martes en el Registro Federal, establece nuevas directrices para las deportaciones aceleradas, que en algunos casos no tendrán la mediación de un juez.

El nuevo apretón de tuerca en la política migratoria se produce mientras se mantiene activa la amenaza de las temidas redadas masivas, vigentes desde el pasado 14 de julio y dirigidas a unos 2,000 inmigrantes con órdenes de deportación que, en algunos casos, no se presentaron a las audiencias en los tribunales de inmigración.

Esto es lo que debe saber sobre las deportaciones rápidas:

1

deportados sin pasar por tribunales

Las deportaciones exprés se aplicaban a los inmigrantes que llevaban menos de dos semanas en EEUU y que fueron detenidos a 160 km de la frontera.

El nuevo decreto de Trump amplía el radio de detención a todo el país y afectará a los indocumentados que no puedan probar a los agentes que han estado viviendo los dos últimos años en EEUU de manera continuada. Los detenidos serán deportados de inmediato sin derecho a defender sus casos ante una corte migratoria.

2

Solicitantes de asilo, en riesgo

La nueva norma apunta a aquellos extranjeros que están en EEUU "sin haber sido admitidos o en libertad condicional luego de la inspección de un agente de inmigración en un puerto de entrada", proceso que se aplica para los solicitantes de asilo.

Esto significa que cualquier extranjero que sea colocado en un proceso de deportación "acelerada" y que manifieste su intención de solicitar asilo o que exprese temor a ser perseguido o torturado de regresar a su país, "será entrevistado por un oficial de asilo" que determinará su tiene "un temor creíble".

"Si el oficial de asilo determina que el extranjero ha establecido un temor creíble; el extranjero será remitido a un juez de inmigración para que siga considerando su solicitud de asilo en los procedimientos", reza el documento.

En respuesta a la medida, la directora ejecutiva del American Immigration Council, Beth Werlin, consideró que con la ampliación de la deportación acelerada se socava el principio fundamental de "imparcialidad" y se obliga a las personas, incluido cualquier ciudadano estadounidense, a demostrar que no debe ser deportado.

3

criminales, el objetivo

El objetivo de la medida, según el DHS, son aquellos inmigrantes “considerados inadmisibles bajo las secciones 212(a)(6)(C) o (a) (7) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA).

Según esta norma, entre los principales afectados se encuentran inmigrantes que fueron deportados y reingresaron ilegalmente al país, individuos que hayan cometido crímenes graves o tengan múltiples convicciones.

Vea: ICE arrestó solo a 35 inmigrantes de los 2,000 previstos en redadas

4

Recomendaciones

Abogados recomiendan a los indocumentados que deben tener a la mano al menos una declaración de impuestos de los últimos dos años, además de una identificación estatal y cualquier otro documento que sirva como prueba sobre su residencia en EEUU en los últimos dos años.

La nueva regla podría acelerar las deportaciones de los aproximadamente 10,5 millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos, la mayoría latinoamericanos y casi dos tercios con permanencias en el país de más de 10 años, según el Centro de Investigación Pew.