15/04/2024
07:00 AM

Croacia vence a Marruecos y se queda con el bronce de Qatar

Los croatas se impusieron 2-1 en el juego del tercer lugar del Mundial.

Doha, Qatar.

La Selección de Croacia se impuso por 2-1 a Marruecos, este sábado en el estadio Khalifa de Doha, y logró la tercera plaza del Mundial de Qatar-2022, bajando un escalón en el podio tras finalizar segunda en Rusia-2018, mientras que los ‘Leones del Atlas’ se van con la mejor clasificación histórica de un equipo africano.

Aperitivo de la final que disputarán el domingo Argentina y Francia, las perdedoras en semifinales protagonizaron un duelo entretenido en la batalla por el bronce.

Active su cuenta de registro y disfrute de toda la cobertura de Qatar 2022

Luka Modric culminó su cuarta fase final con otro magnífico resultado que no puede empañar la derrota en semifinales ante Argentina. El jugador del Real Madrid, declarado mejor jugador de Rusia 2018, volvió a completar un torneo modélico, quizá no tan brillante, pero en el que de nuevo expuso su categoría pese a los 37 años que luce.

Zlatko Dalic, seleccionador croata, no quiso que su capitán se perdiera la lucha por el tercer puesto. No ha anunciado su decisión aún el ‘10’, pero todo apuntaba a que el encuentro, dada su edad, sería su adiós a la Copa del Mundo, con la incógnita de si seguirá para la próxima fase final de la Liga de Naciones o si llegará hasta la Eurocopa 2024.

Ver: Miedo en esposas de jugadores argentinos en Qatar

El equipo balcánico se adelantó con un cabezazo de Josko Gvardiol (7) y el norteafricano respondió inmediatamente de la misma manera por medio de Achraf Dari (9). Mislav Orsic hizo el definitivo 2-1 en el 42.

“Es un bronce que brilla como el oro para nosotros. Fue un partido duro y quiero dedicar la victoria al hombre que empezó todo esto, Ciro Blazevic. ¡Esto es para ti jefe!”, señaló el seleccionador croata Zlatko Dalic en referencia al técnico que llevó al equipo a sus primera semifinales, en 1998.

Liderada por Luka Modric, la plantilla de Croacia celebró el tercer lugar obtenido en el Mundial de Qatar 2022.

ACCIONES

Ambas selecciones se cruzaban por segunda vez, tras chocar en su estreno en el Mundial con un insípido empate sin goles que no vaticinaba los excepcionales recorridos que protagonizaron después.

Cinco partidos más tarde, descorcharon rápidamente. El primer gol, una obra maestra de la estrategia: Fintó el lanzamiento de falta Luka Modric, lo ejecutó Lovro Majer, Ivan Perisic peinó desde la izquierda y Gvardiol entró en plancha para adornar con un tanto su sobresaliente Mundial.

El zaguero Josko Gvardiol celebrando el gol que abrió el marcador.

Marcar también sirvió al central de 20 años para borrar el mal sabor de boca que le dejó el 3-0 de Argentina en semifinales, cuando Lionel Messi le sacó a bailar antes de dar el pase de la muerte a Julián Álvarez.

Menos preparación tuvo el empate marroquí. También tras el saque de una falta, Majer despejó mal con la cabeza y puso el balón en el área pequeña, donde apareció Dari para meter la testa e igualar.

Con 1-1 dominaba el juego fluido croata mientras que Marruecos aguantaba el tirón bien organizado en el campo, dejando alguna arrancada peligrosa.

Achraf Dari gritó a todo pulmón el gol que le dio el empate parcial a Marruecos.

Modric a punto estuvo de dejar su firma tras un par de fintas que finalizaron con un disparo venenoso entre un bosque de piernas (24).

La leyenda balcánica tenía enfrente a un prometedor ‘león’ dos décadas más joven, Bilal El Khannouss. De solo 18 años, nació en Bélgica, selección con la que jugó en las inferiores, antes de optar por Marruecos. Fue su estreno internacional.

Se le vieron maneras, como en la pared que devolvió a Sofiane Boufal, que disparó alto (33). Pero también sus carencias, principalmente cuando le robaron la bola en la frontal en la jugada que significó el 2-1.

Croacia cocinó la jugada y la finalizó desde la izquierda Orsic con un sutil disparo a la escuadra contraria en un balón que Bono acarició en su estirada.

El equipo balcánico empezó mejor la segunda mitad y Orsic rozó el doblete (47) con un tiro durísimo que un defensa despejó a córner.

Mislav Orsic se gastó una joya de gol.

Marruecos se descomponía. Dari y Jawad El-Yamiq, la pareja de centrales este sábado, tuvo que ser sustituida con apenas dos minutos de diferencia (64 y 66). Ambos se fueron echándose las manos a un muslo.

Aunque era empujada por su hinchada, mayoría entre los 44.000 espectadores presentes en el Khalifa, el equipo de Walid Regragui era incapaz de llegar con lucidez y se enredó en protestas con el árbitro en la recta final.

Pero en el descuento Youssef En-Nesyri tuvo la prórroga con un cabezazo. Se le fue alto.

A pesar de la derrota Marruecos se va de Catar con el orgullo de ser la primera selección africana que alcanza las semifinales.

Croacia celebró por todo lo alto su bronce en la ceremonia de entrega de medallas. Un país de cuatro millones de habitantes que suma su tercer podio en el Mundial (tercera en 1998 y 2022, segunda en 2018) en seis participaciones.

Hakim Ziyech y el resto de jugadores de Marruecos se mostraron cabizbajos tras la derrota.

El cuarto puesto es un hito tan histórico para Marruecos y el fútbol africano como para Croacia enlazar el segundo con este tercero. Un cierre honroso estaba asegurado para ambos equipos, pero el que celebró fue el que encontró la inspiración en el tiro de Orsic y pudo festejar a Modric.

FICHA TÉCNICA:

2 - Croacia: Livakovic; Stanisic, Sutalo, Gvardiol, Perisic, Majer (Pasalic, m.66), Kovacic, Modric, Orsic (Jakic, m.95+), Kramaric (Vlasic, m.61) y Livaja (Petkovic, m.66).

Luka Modric posiblemente disputó su último partido en un Mundial.

1 - Marruecos: Bono, Achraf Hakimi, Dari (Benoun, m.64), El Yamiq (Amallah, m.66), Attiat-Allah, Amrabat, Ziyech, Sabiri (Chair, m.46), El Khannouss (Ounahi, m.56), Boufal (Zaroury, m.64) y En Nesyri.

Goles: 1-0, M.7: Gvardiol. 1-1, M.9: Dari. 2-1, M.42: Orsic.

Árbitro: Abdulrahman Al Jassim (QAT). Amonestó a Ounahi (m.69) y Amallah (m.84).