Rutina “skincare” que debes seguir

Conoce los beneficios del aceite de coco en tu piel y por qué debes usar mejor productos “airless”

Tras la implementación de medidas preventivas como el lavado constante de manos por más de 20 segundos o el uso de gel antibacterial, es muy probable que sientas tus manos resecas, rugosas y descuidadas, por lo que te proponemos el aceite de coco.

Este será uno de tus mejores aliados, además de que también podrás untarlo como crema en codos y pies para mejorar su apariencia, ya que contiene vitamina E, que funciona como antioxidante en la piel.

No olvides que es preferible usarlo durante la noche para aprovechar por más tiempo sus beneficios y nutrientes, teniéndolo que retirar por las mañanas.

Limpieza. No te expongas a alergias o enfermedades en la piel por no tener la limpieza y los cuidados adecuados en tus artículos de belleza.

Mantén muy limpio el lugar donde tienes tus productos y límpialos con agua jabón o alcohol.
Es mejor usar productos airless; es decir, con sistema dosificador y no de tarro o en barra, desinfectar con alcohol los envases de nuestras cremas y bases de maquillaje, así como evitar aplicarlos con las manos sucias o tomar las brochas sin un lavado de manos previo.

Hay que también realizar un lavado a fondo de las brochas y otros instrumentos para maquillar. Esta es una regla de belleza esencial para combatir cualquier virus y eliminar cualquier bacteria que pueda estar en ellas.

Recuerda que las usas todos los días y, a pesar de que las uses después de bañarte, van guardando partículas y bacterias. Desecha el maquillaje muy viejo, este es el mejor momento para hacerlo.

Es de suma importancia también que en cuanto llegues a casa realices una doble limpieza facial, primero deberás lavar tu cara con agua y jabón y después aplicar tu gel o tónico de rutina skincare.

Al desmaquillarte los ojos y labios, recuerda que la piel en estas zonas es más delgada, por lo que debes hacerlo con suavidad y utilizando un algodón. Es recomendable que sean productos a base de aceite. Retira todo exceso de máscara de pestañas o delineador.
Aplica un tónico hidratante para refrescar tu piel.

No utilices jabón corriente de tocador para limpiar tu cara a diario. Estos suelen resecar mucho el rostro. Busca uno que vaya acorde a tu tipo de piel.