Gobierno destina L200 millones para reconstrucción de la red vial

Hasta ayer de las 567,986 personas afectadas por Iota, 75,144 estaban refugiadas en los albergues. Hay 71 carreteras dañadas por el paso de Iota y unos 15 puentes destrozados.

 Habitantes cruzan el río mediante una tirolesa tras la afectación de un puente por la tormenta tropical Iota el 18 de noviembre de 2020, en la comunidad Redondo del Águila, en el departamento del Paraíso al oriente de Honduras. EFE/Gustavo Amador<br/>
Habitantes cruzan el río mediante una tirolesa tras la afectación de un puente por la tormenta tropical Iota el 18 de noviembre de 2020, en la comunidad Redondo del Águila, en el departamento del Paraíso al oriente de Honduras. EFE/Gustavo Amador

TEGUCIGALPA.

Tres días después de que la potente tormenta tropical Iota azotara el país, los datos de personas afectadas y de infraestructura dañada siguen aumentando.

A medida bajan los niveles de agua en las comunidades son más visibles los efectos que dejó el devastador fenómeno a la población que ya había sido afectada días atrás por la tormenta Eta.

De acuerdo con el último reporte de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) hasta ayer a las 4:00 pm se contabilizaban 567,986 personas afectadas por Iota en todo el país.

Miles de personas perdieron sus hogares con las fuertes lluvias y vientos que la acompañaban, por lo que tuvieron que ser albergados. Copeco registra 75,144 hondureños que actualmente se encuentran refugiados en los más de 840 albergues temporales que habilitó el gobierno.

Pedro Barahona, vocero de Incidencia del Centro de Operaciones Nacionales de Copeco, informó que van cuantificadas 8,470 viviendas que fueron afectadas por las lluvias, de las cuales 397 resultaron con algún tipo de daño y 28 quedaron totalmente destruidas; los mayores efectos se dieron en el valle de Sula.

El fenómeno natural no solo provocó el desbordamiento de ríos, destrucción de casas, deslizamientos de tierra, caída de puentes, árboles o postes de energía eléctrica, también le arrebató la vida a 16 compatriotas que hasta ayer registraban los entes de socorro.

Víctimas mortales
1. Pedro Morales (60), arrastrado por el río Papaloteca en la aldea Corralito, Jutiapa, Atlántida.
2. María Juana Reyes (77), soterrada en la comunidad de Hierba Buena, San Miguelito, Intibucá.
3. Samuel Sandoval (45)
4. Santos Leonor López (25)
5. Katty Francisca Sandoval (16)
6. Jhony Alduvin Sandoval (8)
7. Una bebé (4 meses), murieron soterrados por alud de tierra en la aldea Los Trapiches, Fraternidad, Ocotepeque.
8. Reina Isabel Rivera Campos
9. Yosselin Rivera Campos
10. Escarleth Rivera Campos
11. Salvador Vázquez
12. María Camila López
13. María Alicia Vásquez, murieron soterrados en San Manuel Colohete, Lempira.
14. Fernando Vázquez
15. Ángel Matías Vázquez
16. Alexis Lara López (50), arrastrado por río en El Zapotal, La Iguala, Lempira.

Infraestructura

Las lluvias causaron que al menos 81 ríos y quebradas se desbordaran de su cauce, provocando inundaciones en las comunidades, llevándose a su paso puentes y carreteras, dejando incomunicadas a diferentes zonas del país. Según datos preliminares a nivel nacional 15 carreteras primarias y otras secundarias que quedaron obstaculizadas por derrumbes de tierra y sedimento.

De El Progreso a Santa Rita, Yoro, un tramo carretero está dañado en el sector Arena Blanca, pero ayer se habilitó un paso temporal.

Entre San Pedro Sula y El Progreso el paso está cerrado por las inundaciones en la zona debido al desbordamiento del río Ulúa y varios canales de alivio.

La población de Trojes, El Paraíso, se encuentra incomunicada debido a que un tramo de calle que va hacia Danlí desapareció producto de las fuertes corrientes de agua.

Copeco registra un total de 71 carreteras, entre primarias y secundarias afectadas, así como 15 puentes, de los cuales 8 fueron destruidos. Personal de Inversiones estratégicas de Honduras (Investh), la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep) y la Secretaría de Desarrollo Comunitario, Agua y Saneamiento (Sedecoas) trabajan para habilitar los tramos que fueron destruidos por la fuerza de Iota.

Nelson Márquez, ministro de Sedecoas, dijo que se destinaron 200 millones de lempiras para la rehabilitación de la infraestructura vial, L100 millones ya los tiene disponibles Invest-H, L60 millones Insep y 40 millones Sedecoas.

Indicó que ya se comenzaron a reparar y habilitar algunas vías, sin embargo, en otros puntos se debe esperar que baje el nivel de agua para comenzar con los trabajos de reconstrucción. “Hay un reporte de 10 puentes que han cedido y que requieren intervención, pero ya se enviará equipos de trabajo para que realicen las evaluaciones necesarias”.

En las últimas horas se ha habilitado el paso en 23 puntos del país.

LC daños 201120(800x600)
La Prensa