Tegucigalpa, Honduras.

El presidente del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL), Mauricio Villeda, pidió a los operadores de justicia aplicar “el principio de objetividad” en el proceso que se ventila contra Benjamín Bográn, secretario general de esta institución política.

Villeda sospecha que en este caso, como en otros entablados contra alcaldes del Partido Liberal, puede haber “persecución política”. Villeda lamentó la situación del empresario y recordó que los delitos que se le imputan no están relacionados con su papel como miembro del Partido Liberal, sino como representante que en su momento fue de la iniciativa privada en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

“Esperamos que se respeten sus derechos humanos, al igual que de cualquier otra persona que se vea vinculada en situaciones legales”, afirmó Villeda.

“Esperamos el debido proceso y que el sector privado se preocupe por sus miembros”, expresó el excandidato presidencial.

“Siento que hay persecución política en algunos temas por parte del Gobierno”, afirmó el dirigente de la oposición. “Sabemos que hay actividades en contra de alcaldes y diputados y otros personajes de la oposición”.

Las autoridades del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal se reunirán para analizar la sustitución temporal de Bográn en el cargo que ostenta en el partido.

“Esto lo que indica (es) un proceso de reorganización interna”, dijo el número uno del Central Ejecutivo.

Los estatutos del Partido Liberal solo hablan de la presencia de cinco suplentes en el máximo organismo de dirección.